últimas noticias sobre el COVID-19

Al diablo con las buenas intenciones

por | Ene 19, 2020 | Formación, Reflexiones | 0 comentarios

Los Voluntarios Vicentinos de Colorado (CVV) es un programa para jóvenes adultos de 22 a 30 años de edad para poner su fe en acción trabajando a tiempo completo en organizaciones locales sin fines de lucro que sirven como recursos para personas que viven en la pobreza y son marginadas. Pero quizás lo más importante es que estos jóvenes adultos se comprometen en un proceso de reflexión sobre su trabajo a la luz de su fe. Si queremos evaluar verdaderamente nuestro trabajo de acuerdo con la forma en que estamos respondiendo a los temas actuales de justicia social, entonces debemos mirar más profundamente dentro de nosotros mismos, nuestros valores fundamentales y las creencias que ponemos sobre la mesa con nosotros.

Una vez que estos jóvenes han tenido la oportunidad de trabajar durante unos meses, se considera que están preparados para afrontar algunas de estas preguntas más difíciles sobre su motivación y su manera de entrar en relación con aquellos con los que se encuentran diariamente en sus lugares de trabajo. Es entonces cuando compartimos con ellos «Al diablo con las buenas intenciones». Este es un texto que fue originalmente presentado por Iván Illich a un grupo de estudiantes que visitaban México para un viaje de servicio en 1968. Lo curioso es que es relevante para nuestras intenciones de hoy. Aunque no estamos de acuerdo con todo lo que Illich presenta, lo encontramos provocativo tanto para nosotros mismos como organización como para nuestros participantes, ya que profundizan y reflexionan sobre sus propias intenciones. Y en última instancia, ¿importan las intenciones? Paradójicamente la respuesta es sí y no. Estas son algunas de las reflexiones con las que nuestro grupo se enfrentó al escuchar las palabras de Illich.

“»Me he dado a conocer por mi creciente oposición a la presencia de todos y cada uno de los ‘bienhechores’ norteamericanos en América Latina». Aunque Illich habla de aquellos que venían a México donde él vivía en ese momento, ajustamos la charla para incluir a los «bienhechores» estadounidenses dondequiera que se encuentren, incluyendo el trabajo que están haciendo aquí en Denver.  ¿Somos simplemente bienhechores que han venido a dar de sí mismos, esperando «salvar» a alguien o tener piedad o «servir»?  ¿O estamos entrando en un encuentro con los que viven en los márgenes para mirar el rostro de Cristo, mirándonos así también en un espejo para ver nuestra propia necesidad de crecimiento, nuestros propios defectos y para recibir lo que esa otra persona tiene para ofrecernos?

«La existencia de organizaciones como la suya es ofensiva (para nosotros)…. Estoy aquí para desafiarte a que reconozcas tu incapacidad y tu impotencia para hacer el ‘bien’ que pretendías hacer».  Este es uno de los comentarios más desafiantes de Illich. Llega al núcleo de lo que somos como organización como Voluntarios Vicentinos de Colorado. Si tenemos clara nuestra misión de invitar a los jóvenes adultos a un proceso de transformación a través del compañerismo con aquellos que viven en la pobreza y son marginados, entonces debemos siempre examinar nuestras intenciones. ¿Y al diablo con las buenas intenciones? Sí, si se trata siempre de mí/nosotros, si se trata de cuánto «bien» estamos haciendo, si se trata de «nosotros y ellos». Pero si se trata de encontrar siempre maneras de reconocer la presencia de Cristo en el otro, si se trata siempre de reflexionar sobre lo que mis encuentros me están enseñando, si se trata siempre de encontrar nuestra propia impotencia y permitir que Dios trabaje a través de nosotros, entonces nuestras intenciones sí importan.

Peter Mayer, un compositor de canciones de Minnesota, escribió una canción llamada «La noche más larga», y un verso de esa canción es: «Hay un diamante en el alma de la noche más larga del año». Mayer está hablando literalmente al día más corto del año, cuando la oscuridad parece ser penetrante, y sin embargo, incluso un minero encuentra un diamante en la oscuridad.  Nuestra intención es ayudar a estos jóvenes adultos a reflexionar sobre sus intenciones, porque ellos son importantes. Cada uno de nosotros puede encontrar ese diamante en el alma de aquel con quien se encuentra. Y ellos nos ayudan a encontrar el diamante en nuestra propia alma.

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This