Australia ha estado luchando con la sequía durante varios años. De hecho, los miembros de la SSVP en Australia llevan ya tiempo apoyando a individuos y familias cuyos medios de vida han sido destruidos por las condiciones de calor y sequía que constantemente rompen récords. 

Ahora, han llegado los incendios y una nación ya devastada por la sequía se enfrenta a un nuevo desafío, de una escala y alcance sin precedentes. 

El medio ambiente y la biodiversidad únicos de Australia, y los negocios que fomenta (incluyendo la producción de alimentos, vino y el propio turismo), están siendo duramente afectados por los incendios forestales, y eso que sólo ha transcurrido un mes del verano.

Se han perdido algunas vidas humanas y más de 500 millones de animales han perecido, incluso se cree que especies enteras se extinguirán como resultado de estos incendios. Pueblos enteros han sido devastados y se espera que, en los próximos meses, e incluso años, se produzcan importantes enfermedades y muertes, como resultado de la ceniza y el humo que la gente está respirando ya que, en algunas zonas, los incendios ya llevan activos más de un mes.

La gente que ya vivía en la pobreza en algunas zonas, incluidas algunas comunidades aborígenes, ahora lo ha perdido todo. Otras personas que nunca han tenido que pedir ayuda, dependen de las organizaciones benéficas y de la amabilidad de personas de buena voluntad para encontrar un lugar donde vivir, comida, ropa y otras necesidades. Se están produciendo evacuaciones masivas y las poblaciones de algunas zonas se ven forzadas, empujadas por los incendios, a huir hacia la playa, en donde han sido evacuadas por aire o por barcos de la marina. Esto es algo insólito para Australia.

La Sociedad de San Vicente de Paúl está dispuesta a ayudar a la gente a reconstruir sus vidas. Nuestra presencia en las comunidades de toda Australia nos permite responder de manera efectiva y compasiva en tiempos de crisis. La Sociedad ayudará a las personas afectadas con ayuda material -alimentos, ropa, muebles, facturas- y apoyo personal, tanto ahora como a medio y largo plazo, mientras intentan recuperarse económica y emocionalmente del trauma de esta crisis. Además de trabajar duro para ayudar a los necesitados, muchos Vicentinos en Australia han sido o serán damnificados de los incendios, y tendrán sus hogares y negocios amenazados.

Este desastre es un recordatorio claro y trágico de la importancia de cuidar nuestro medio ambiente – y del horror que nos espera si no lo hacemos-. Nuestros vecinos en Oceanía ya han experimentado los devastadores efectos del cambio climático al desaparecer muchos de sus hogares en el océano. Estas tragedias continuarán en todo el mundo si los gobiernos y las sociedades no actúan para proteger la Tierra, y sabemos que aquellos que ya viven en la pobreza seguirán siendo los más afectados.

La Sociedad en Australia pide sus oraciones. Si desean apoyar a los australianos afectados por los incendios, pueden hacerlo realizando una donación a la SSVP en Australia a través de este enlace: http://www.bushfireappeal.com.au/

Los fondos recaudados serán distribuidos por el Consejo Nacional de Australia en las áreas donde los Vicentinos necesitan apoyo para ayudar a los que sufren.

Claire Victory
Presidenta Nacional
SSVP Australia

Fuente: www.ssvpglobal.org

Pin It on Pinterest

Share This