«Sentí como si un gran grito interminable atravesase por la naturaleza»
Edvard Munch

Esta copia, una de las cuatro pinturas icónicas del noruego Edvard Munch (1893) se conoce comúnmente como El grito: el título completo de la imagen perturbadora es El gran grito en la naturaleza. Munch inserta su poema en la base del cuadro. Escribe de su “ola de tristeza”. Lo que me impulsa a equiparar mi tristeza ante la autodestrucción de nuestro planeta por parte de la humanidad.

Siempre, como vicenciana, lo contemplaré, y luego querré actuar. Entonces, ¿qué puedo hacer? ¿Es el cambio climático algo demasiado grande para que usted y yo podamos incidir en el cambio?

Soy impaciente ante las abstracciones de la filosofía académica, como otro escandinavo; Kierkegaard, trato de descubrir cómo ser un ser humano en este mundo que sigue un auténtico camino espiritual. Kirkegaard insistió en que debemos averiguar quiénes somos, cómo vivir, justo en el medio de la vida misma. Así pues, hay que enfrentarse —cabeza en alto— a este dilema del cambio climático.

Greta Thunberg, la joven escandinava de 16 años, todavía está en la escuela en Estocolmo, excepto los viernes cuando protesta por el cambio climático. Pasó sus vacaciones escolares recorriendo Europa en tren, advirtiendo que corremos el riesgo de «el fin de la civilización tal y como la conocemos».

Incluso si este mensaje apocalíptico nos hace sentir incómodos cuando estamos en medio de un momento de relajo o de placer, no altera los hechos y las advertencias de innumerables científicos de que el mundo se está calentando.

Un presidente dice que no se está calentando; Son «noticias falsas»… no significa esto que podamos ignorar con seguridad las advertencias de innumerables científicos.

La amenaza a nuestro planeta es real, y Thunberg y los manifestantes de Extinction Rebellion (XR) que paralizaron Londres hace unas semanas deberían ser aplaudidos por poner en el foco del discurso público esta urgencia.

El Reino Unido, Christian Climate Action, que incluye a católicos, da la bienvenida a los objetivos de cero emisiones del Gobierno para 2050, ya que hemos respondido al llamado del Papa Francisco por el cuidado del medio ambiente.

El lobby cristiano exige un enfoque intergubernamental que no se base en compensaciones o externalización de las emisiones de carbono a las naciones más pobres, ¡los países más afectados por el cambio climático, a pesar de haber contribuido menos al problema!

He sido una líder parroquial participante en la campaña Live Simply de CAFOD y he difundido Laudate Si. ¿Qué podemos hacer tú y yo ahora?

Mary Robinson, ex presidenta de Irlanda y fundadora de Mary Robinson / Foundation – Climate Justice ha establecido un plan de tres puntos que está en linea con mi pensamiento. Espero que tú también estés de acuerdo.

1º PUNTO DE ACCIÓN: haz algo personal para marcar la diferencia: lista de verificación; https://cafod.org.uk/Campaign/How-to-Campaign/Livesimply-award
Nunca dudes de que un pequeño grupo de ciudadanos reflexivos y comprometidos pueden cambiar el mundo; de hecho, es lo único que siempre lo ha hecho. –Margaret Mead

2º PUNTO DE ACCIÓN: infórmate para desafiar al gobierno, a los responsables políticos y a las empresas; conoce nuestro trabajo de las ONG de la Familia Vicenciana en las Naciones Unidas en Nueva York; inscríbete en las páginas de FACEBOOK de la Federación de Hijas de la Caridad y Hermanas de la Caridad, Memo Campuzano CM., y sitios AIC y SVP por su trabajo de justicia social.

3er PUNTO DE ACCION – ¡Imagina! ¡Sí! contempla: sobre el mundo en el que queremos vivir. Un mundo en el que no necesitamos hacer algunas de las cosas que consideramos esenciales para la vida moderna. Un mundo donde las relaciones son clave: la felicidad y el amor son fundamentales. «… Mientras estemos llenos de nosotros mismos, no podremos ir más lejos». Ref. Thomas Merton, Conjectures of a Guilty Bystander [Conjeturas de un espectador culpable].

Sé receptivo a recibir un cambio de corazón como en las Bienaventuranzas «Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos» Mateo 5,3

Pin It on Pinterest

Share This