Si eres miembro de la Familia Vicenciana, es probable que hayas oído hablar de la Campaña «13 Casas». Dirigida por la Alianza Famvin con las personas sin hogar (FHA por sus siglas en inglés), la Campaña se deriva de las celebraciones del Jubileo de los 400 años del nacimiento del carisma vicenciano, que se centró en el tema «acoger al forastero».

Inspirada en las 13 casas que Vicente adquirió en el área de San Lázaro en París, hace 400 años, esta iniciativa forma parte del esfuerzo de la FHA para alentar proyectos colaborativos basados en la acción que esperamos supongan una verdadera diferencia para la vida de 10,000 personas sin hogar en todo el mundo en los próximos 3 a 5 años. La Campaña se lanzó oficialmente en la Conferencia Internacional de la FHA en Roma en noviembre de 2018. Tras seis meses desde su inicio, aquí les mostramos cómo está reaccionando la Familia Vicenciana ante ese llamado a la acción.

Los proyectos son colaborativos

A través de la Campaña, los/as vicencianos/as están llamados/as a unirse para lograr un cambio en la vida de las personas que viven en condiciones precarias de vivienda. Los proyectos en los que solo hay una organización no se excluirán de la Campaña, aunque las alianzas, a menudo, enriquecen la labor. Los proyectos que se han unido a la Campaña «13 Casas» muestran que diferentes combinaciones son posibles.

Participantes del proyecto fabrican bloques de construcción ecológicos en Guatemala

En Colombia, las HC trabajan con la AIC, la AMM, JMV y NAVYL. Todas las ramas presentes en México están involucradas. En Madagascar, la CM, las HC y Akamasoa se han aliado para restaurar la dignidad en las vidas de las personas que residen en los basureros. En la India, las HC, la CM y la SSVP están trabajando juntos.

En muchos casos, las alianzas van más allá de la Familia Vicenciana, remarcardo la perspectiva sistémica necesaria para encontrar soluciones a largo plazo. En Ucrania, Depaul Ucrania se ha asociado con la CM, la AIC y las Hermanas Menores de las Misioneras de la Misericordia. En Guatemala, la colaboración vicenciana ha obtenido el apoyo de otras entidades como el Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y la Conferencia Nacional de Congregaciones Religiosas.

Los proyectos tienen como objetivo a transformar las vidas de «las personas sin hogar»

La Campaña «13 Casas» utiliza una definición amplia de «personas sin hogar» para abarcar todas las formas de condiciones precarias de vivienda: personas en situación de calle, residentes en barrios marginales, mujeres en refugios, niños/as de la calle, refugiados/as, desplazados/as internos, víctimas de la violencia o traficantes de personas… Los proyectos que se han unido a la Campaña muestran la variedad de poblaciones objetivo de personas sin hogar y la diversidad de soluciones propuestas.

En Bangalore, la India, el proyecto «13 Casas» albergará a algunas familias residentes en barrios marginales y a otras personas que quedaron sin hogar por las inundaciones en Kerala. En Antananarivo, Madagascar, residentes en barrios marginales también se mudarán a las casas, pero su programa de vivienda los reintegrará, progresivamente, en una comunidad con acceso a oportunidades de atención médica y educación.

Por otro lado, en México, Guatemala y el norte de la India, las víctimas de catástrofes naturales participarán en la construcción de sus nuevas casas en áreas seguras y recibirán capacitación vocacional. Finalmente, en Perú, los/as refugiados/as venezolanos/as participan en un proyecto comunitario, donde no solo serán alojados/as, sino que también se integrarán a través de capacitación y oportunidades laborales.

Proyectos «13 Casas»: no solo casas; no necesariamente 13

Los/as Vicentinos/as que se han unido a la Campaña «13 Casas» están mostrando una gran creatividad para encontrar soluciones adaptadas a las necesidades locales. Por un lado, algunos proyectos están utilizando el número «13» para mejorar su acción. En México, por ejemplo, cada una de las nueve ramas de la Familia Vicenciana patrocinó una casa para las víctimas del terremoto. A través de la Campaña «13 Casas», asumieron la construcción de cuatro casas más para llegar a las familias más afectadas.

Otros proyectos buscan planteamientos diferentes. En Little Rock, EE.UU., el proyecto consiste en renovar una casa para convertirla en un hogar para una persona o una familia que haya experimentado o corra el riesgo de quedarse sin hogar. Este debe ser un punto de partida para una mayor inversión en vivienda como una respuesta necesaria al sinhogarismo. En Perú, los/ as vicencianos/as planean construir 20 casas y brindar capacitación vocacional a refugiados/as venezolanos/as y a nacionales desempleados/as que viven en las calles. En Guatemala, construirán 35 casas para víctimas de erupciones volcánicas.

Los proyectos no implicarán, necesariamente, solo casas o apartamentos. En Ucrania, el plan consiste en un refugio de tres pisos para acompañar a las personas sin hogar en su viaje fuera de las calles. En Kenia, el plan es proporcionar un espacio seguro para recibir, acompañar y promover a los niños de la calle.

Esto muestra que el nombre de la Campaña no prescribe una solución única, sino que quiere que «13 Casas» se convierta en una metáfora de todas aquellas acciones que tienen como objetivo proporcionar seguridad, comunidad, calidez, esperanza y un futuro, similar al proyecto de Vicente para bebés abandonados, hace 400 años.

Sabemos que hay muchas más historias y proyectos como estos, por ahí. ¿Está usted involucrado/a en algún proyecto dentro de su ministerio vicenciano? ¿Desea implementar un proyecto junto a otros miembros de la Familia Vicenciana para proporcionar soluciones a largo plazo? ¡Háganoslo saber! La Alianza Famvin con las personas sin hogar sumará su experiencia de «13 Casas» al esfuerzo mundial. Para mostrar cómo la Familia Vicenciana puede marcar la diferencia.

AIC (Asociación Internacional de Caridades), AMM (Asociación de la Medalla Milagrosa), CM (Congregación de la Misión), HC (Hijas de la Caridad), NAVYL (Niños Amigos de Vicente y Luisa), SSVP (Sociedad de San Vicente de Paúl), JMV (Juventud Mariana Vicenciana).

La Campaña «13 Casas» tiene como objetivo mejorar y transformar las vidas de 10,000 personas sin hogar, refugiados/as, desplazados/as internos y residentes en barrios marginales en los próximos 3 a 5 años, a partir del 2018.
¡Nos gustaría ver proyectos de «13 Casas» en cada uno de los 156 países donde trabaja la Familia Vicenciana! ¡Únase a nosotros y asegúrese de que su país forme parte de esta campaña mundial para poner fin a la falta de vivienda!

Campaña 13 Casas: Colaboración global, soluciones locales
fha.campaign@famvin.org
www.vfhomelessalliance.org


Tags:

Pin It on Pinterest

Share This