Un punto de vista canadiense: Reflexiones de primavera

por | May 10, 2019 | Formación, Reflexiones | 0 comentarios

Mientras reflexiono sobre una nueva celebración de Pascua y de renovación de nuestra fe, hay algunas cosas que se descollan en mi memoria. Cuando asistimos a la misa del domingo de Pascua, el sentido de alegría y el renacimiento espiritual que se lleva a cabo es realmente sorprendente. Parece que incluso nosotros, los feligreses más mayores, podemos experimentar una renovación de nuestras esperanzas de un mundo mejor. También es primavera, un tiempo en el que las plantas y los animales vuelven a crecer aquí, en climas más al norte. Cuando busco un tema para estos artículos y tengo dificultades para decidir, siempre puedo usar las experiencias que tengo haciendo visitas a domicilio para la Sociedad de San Vicente de Paúl. Era bastante apropiado que durante la Semana Santa estuviéramos ocupados con cinco de esas visitas.

Una de estas visitas realmente me llenó de paz y alegría. Visitamos a una anciana indígena, a quien llamaré Mary, que comparte su hogar con otros seis miembros de la familia, desde niños mayores hasta bisnietos. Mientras hablamos, ella nos contó que fue una sobreviviente de nuestro sistema escolar residencial de tiempos ya pasados, lo que alejó a los niños indígenas de sus familias para «anglicarlos» y asimilarlos a nuestra cultura, al tiempo que eliminaba su cultura e idioma indígenas. Algunos de estos niños nunca vieron a sus familias durante años y, lamentablemente, algunos de estos niños inocentes también sufrieron abusos físicos y sexuales.

Mary nos dijo con calma que fue víctima de abuso mientras estaba en una escuela residencial, pero que está teniendo dificultades para recibir una compensación de la iglesia o el gobierno debido a la falta de pruebas. Mientras Mary hablaba, no expresaba enojo, sino más bien resignación ante su situación. Como teníamos varias visitas más para hacer ese día, le ayudamos con los gastos de comida y nos despedimos. Planeo visitarla de nuevo, como amiga, cuando haya más tiempo para sentarse y escucharla mientras ella cuenta su historia. Si bien hubo tristeza durante esta visita, también dejé a Mary con un sentido de esperanza de que, quizás al ser simplemente su amigo, ambos estábamos renovando nuestras esperanzas de un mundo mejor.

Sobre el autor:

Jim Paddon vive en London, Ontario, Canadá y es ex-presidente del Consejo Regional de Ontario de la Sociedad de San Vicente de Paúl. Actualmente es presidente del Comité Nacional de Justicia Social de la Sociedad en Canadá. Está casado con su querida esposa Pat y tienen seis hijas y once nietos. Jim ha sido miembro de la Sociedad desde los años 70.

Las opiniones expresadas son las del autor y no representan oficialmente las de la Sociedad de San Vicente de Paúl.

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This