La economía lineal de “tomar, hacer y desperdiciar” debe cambiar a un modelo más circular, que se centre en conseguir cero desperdicios, si el mundo quiere evitar graves daños al planeta y crisis de salud, según un informe sobre el estado del medio ambiente publicado en marzo por el Programa de las Naciones Unidas para el Medio Ambiente. El informe fue publicado cuando 5,000 personas se reunían en Nairobi, del 11 al 15 de marzo, para la Cuarta Asamblea Ambiental de las Naciones Unidas. De la Asamblea surgieron veintiséis resoluciones.

La sexta edición del reporte Perspectivas del Medio Ambiente Mundial (2019) describe la condición del medio ambiente, destaca las posibles tendencias futuras y revisa la efectividad de las políticas. También hace recomendaciones para lograr un ambiente más saludable y más sostenible. Solo incrementar los esfuerzos de reciclaje es insuficiente. Se necesitan cambios sistémicos en la forma en que producimos y consumimos, así como prácticas innovadoras, tecnología y políticas.

ENLACES

¿QUÉ ES UNA ECONOMÍA CIRCULAR?

Una economía circular considera el crecimiento desde la perspectiva de los beneficios para la sociedad, en lugar de la ganancia financiera. Protegería los recursos limitados al concentrarse en eliminar el desperdicio y la contaminación, mantener la producción al mínimo y devolviendo la mayor cantidad posible de materiales al sistema. También incluiría la transición a la energía renovable.

EL INFORME LLAMA A TOMAR MEDIDAS YA

El informe básicamente activa la alarma de que AHORA es el momento de actuar. Los patrones y tendencias insostenibles de producción y consumo, y la desigualdad, combinados con el uso de recursos aparentemente ilimitados, están deteriorando la salud planetaria a tasas sin precedentes, con consecuencias cada vez más graves para las regiones pobres y las personas que viven en la pobreza, indica. El informe también revela que el mundo no está en camino de alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible relacionados con el medio ambiente para 2030.

Hay claros signos de que la Tierra no puede sostener una degradación continua y un consumo voraz de recursos. Es evidente en la reducción de las poblaciones de peces, las vías de agua secas, el deshielo del permafrost, la deforestación, la contaminación, el sorprendente volumen de plástico en los océanos, la pérdida de hábitats, las sequías e inundaciones importantes, entre otros. En el Acuerdo de París, los líderes mundiales acordaron mantener el calentamiento global por debajo de dos grados centígrados en comparación con los niveles preindustriales, para fines de este siglo. Pero nos dirigimos hacia los 3.3 grados centígrados, según Climate Action Tracker, y las emisiones globales han aumentado. Se necesita hacer mucho más.

La tierra se ve atacada por la contaminación marina, la contaminación del aire (que es la causa de 6 a 7 millones de muertes prematuras al año), la degradación de la tierra, la pérdida de biodiversidad, la sobreexplotación de la tierra, varias formas adicionales de contaminación, las especies invasoras, el comercio ilegal de vida silvestre y el cambio climático. entre otros factores.

RECOMENDACIONES

Las recomendaciones para cambiar las cosas incluyen comer menos carne y reducir el desperdicio de alimentos (se desperdicia el 33% de los alimentos comestibles del mundo), la inversión en las áreas rurales y la acción urgente sobre el cambio climático. Otras ideas para la preservación del medio ambiente incluyen la mejora de la gobernanza, la planificación del uso de la tierra, la gestión de residuos, la infraestructura ecológica y la reducción significativa de los 8 millones de toneladas de plástico que llegan a los océanos anualmente. El informe también exige aprovechar la tecnología y utilizar un enfoque de política sistémico.

“Estamos en una encrucijada. ¿Continuaremos en nuestro camino actual, que nos llevará a un futuro sombrío para la humanidad, o nos moveremos hacia un camino de desarrollo más sostenible? Esa es la elección que deben hacer nuestros líderes políticos, ahora» Joyce Msuya, Directora ejecutiva interina de Ambiente de la ONU

CONSECUENCIAS DE NO TOMAR PASOS CORRECTIVOS

No tomar medidas podría llevar a millones de muertes prematuras para 2050, en ciudades o regiones de Asia, África y Medio Oriente. Además, los contaminantes en las vías fluviales podrían hacer que la resistencia antimicrobiana se convierta en una de las principales causas de muerte, la alteración endocrina podría afectar la fertilidad y el desarrollo neurológico infantil podría verse afectado.

«NOS ENCONTRAMOS EN UNA ENCRUCIJADA»

“La ciencia es clara. La salud y la prosperidad de la humanidad están directamente relacionadas con el estado de nuestro medio ambiente «, dijo Joyce Msuya, directora ejecutiva interina de Medio Ambiente de la ONU. “Este informe es una perspectiva para la humanidad. Nos encontramos en una encrucijada. ¿Continuaremos en nuestro camino actual, que nos llevará a un futuro sombrío para la humanidad, o nos moveremos hacia un camino de desarrollo más sostenible? Esa es la elección que deben hacer nuestros líderes políticos, ahora».

Por Sor Catherine Prendergast,
con información del Programa de Medio Ambiente de la ONU.

Pin It on Pinterest

Share This