«La colaboración entre las diferentes ramas de la Familia Vicenciana es posible»

por | Abr 3, 2019 | Misioneros Seglares Vicencianos, Noticias | 0 comentarios

A continuación ofrecemos una reflexión de Mónica Villar, miembro de MISEVI España y también miembro del Equipo Internacional de Coordinación de MISEVI Internacional. El VFCAP es un programa de la Comisión de Colaboración de la Familia Vicenciana, en el que Monica participó en 2016. El Padre Manuel Bonet la invitó a ser capacitadora en Sevilla y en otros lugares durante las siguientes ediciones. El objetivo principal es capacitar a las personas en los diferentes grupos de Famvin como «agentes de servicio» para llevar a cabo su Misión en colaboración, como unir fuerzas como personas, dinero, etc., para obtener recursos para los pobres.

En el primer fin de semana de marzo, los brazos abiertos de los miembros del equipo INTERNACIONAL de Juventud Mariana Vicenciana me esperan, bajo la Giralda de Sevilla, antes de compartir cena y película con el resto de ramas Vicencianas presentes en la casa Provincial de Sevilla. Al día siguiente, toca aprender en familia, conocernos un poco mejor, trabajar nuestras virtudes para engrandecer nuestras fortalezas, estrechar lazos y definir líneas de acción que nos permitan colaborar juntos en proyectos para el bien común.

En los talleres de colaboración de esta edición de la VFCAP (Programa de colaboración para la Familia Vicenciana), miembros de los Misioneros Paúles, Hijas de la Caridad, SSVP, AIC, AMM, JMV y MISEVI hemos redescubierto la grandeza de nuestra gran familia. Un Familia que reúne a más de 4 millones de miembros y colaboradores en todo el mundo, repartidos en más de 150 ramas que trabajan juntas para erradicar la pobreza material y espiritual.

Es entonces, cuando el Padre Joseph Agostino convierte nuestra esperanza en alegría al enseñarnos cómo muchas personas, repartidas en diferentes comisiones y siguiendo los pasos de nuestros fundadores, creen en la colaboración como eje de nuestro trabajo diario. Y horas después, nuestros sueños y anhelos se hacen realidad en el Centro Miguel Mañara, un centro en el que se demuestra cada día, en el servicio a las personas sin hogar, que la colaboración entre las diferentes ramas de la Familia Vicenciana es posible y donde comprobamos que pasar una tarde en comunión fraterna es posible.

Tras ese fin de semana, volvemos a casa sintiéndonos catalizadores de un cambio social que ya ha comenzado. Y llevamos en la maleta una certeza: un Vicenciano, además de un servidor, es una persona que lleva en su pupila la imagen del pobre y en su ADN el mensaje de Jesucristo grabado.

Mónica Villar

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This