El pasado viernes, 15 de febrero, cuando la Comisión de Desarrollo Social de las Naciones Unidas (CSocD) decidió que el tema prioritario para su 58ª reunión en 2020 sería «Vivienda asequible y protección social para todos para atender a las personas sin hogar»; mi corazón entonces trajo a mi memoria el día de 2017 en el que la Familia Vicenciana mundial decidió trabajar unidos para acabar con la falta de vivienda.

En la ONU estas cosas no suceden. Hay que dedicar mucho tiempo a la abogacía entre bambalinas, donde se anuncian las decisiones. El Grupo de Trabajo de ONGs de las Naciones Unidas para acabar con la falta de vivienda (WGEH), uno de los frutos de la decisión de la Familia Vicenciana en 2017, trabajó incansablemente en el último año para lograrlo. La idea original para este trabajo de abogacía está en el plan estratégico de la Alianza Famvin con las personas sin hogar. En particular, el trabajo que llevamos a cabo en la ONU está profundamente relacionado con ese plan. Otro ejemplo de las iniciativas en las que estamos trabajando es el siguiente:

Del 9 al 10 de febrero de este año, en colaboración con el Institute for Global Homelessness, nosotros, WGEH, organizamos una conferencia con expertos mundiales para ayudarnos a diseñar una estrategia integral de incidencia a todos los niveles, desde el local hasta el global, para acabar con la falta de vivienda.

Fue una reunión exploratoria para considerar cómo los procesos de las Naciones Unidas podrían ayudar a avanzar en los esfuerzos compartidos hacia la medición global de la falta de vivienda, un objetivo global relacionado con la falta de vivienda y con elevar la conciencia ante la falta de vivienda a nivel mundial. El primer día invitamos a expertos en varios procesos de las Naciones Unidas para hablar con el grupo, a fin de fomentar una comprensión profunda de las posibles áreas de intervención. El segundo día sintetizamos esta información y facilitamos al grupo a tomar decisiones sobre los pasos a seguir.

Durante las reuniones pudimos establecer el contexto de lo que queremos lograr entre ahora y 2030. Nuestra sugerencia inicial es que la participación en la ONU tendría tres objetivos: a) elevar la conciencia global sobre las personas sin hogar; b) lograr una medición global de las personas sin hogar; y c) lograr un acuerdo sobre un objetivo global relacionado con la falta de vivienda.

Entendemos que nuestro trabajo en la ONU está relacionado con influir en el desarrollo de la política social que, en última instancia, beneficiará a todos aquellos de nuestras hermanas y hermanos en las periferias de la sociedad. Este es un proceso largo y complejo que muchas veces comienza con la simple identificación de los problemas que afectan a las personas y que no se reflejan en las discusiones y decisiones de los responsables políticos.

La falta de vivienda ha sido sistemáticamente ignorada en las discusiones políticas globales de la ONU, hasta ahora. No hay una resolución —lenguaje acordado— al respecto, la palabra ni siquiera se menciona en ningún documento oficial. Esta es la razón por la que nuestro primer esfuerzo de defensa ha sido introducir lenguaje en cualquier documento oficial para poder «normalizar» una conversación y un proceso de toma de decisiones, por ejemplo, sobre una medición global de la falta de vivienda.

Ahora que la FALTA DE VIVIENDA se ha incluido en el tema prioritario de CSocD 2020, se ha abierto una gran ventana para que avancemos con nuestra agenda referente a la estrategia de abogacía. Compartiremos con vosotros cualquier avance de nuestro trabajo. Le pedí permiso a Chris Herlinger de Global Sisters Report para compartir con ustedes este artículo que se publicó la semana pasada. Esta es una buena representación de nuestro trabajo y nuestros esfuerzos colectivos, por favor haga clic en el siguiente enlace [en inglés: Grupo de trabajo insta a la ONU a intensificar la lucha contra la falta de vivienda]:

Global Sisters Report: Working group urges UN to step up the fight against homelessness

Guillermo Campuzano, CM es el representante de la Congregación de la Misión ante la ONU.

Pin It on Pinterest

Share This