Caridad entrañable e inclusiva

por | Feb 8, 2018 | Formación, Reflexiones, Ross Reyes Dizon | 0 comentarios

Jesús nos da ejemplo de caridad entrañable e inclusiva.  Quiere el Maestro y Señor que esa caridad sea el distintivo de sus discípulos.

Se manifiesta claramente en la curación de un leproso la caridad de Jesús, su amor solidario con el sufrimiento ajeno.  Siente lástima ante el que no debe, por prescripción legal, entrar en contacto con nadie.  Y así participa en el dolor del leproso.

Y a continuación, extiende la mano al que incumple la ley y lo toca diciendo:  «Quiero:  queda limpio».  De esa manera, acaba participando además Jesús en el incumplimiento iniciado por el leproso.

Así de sublime realmente es la caridad de Jesús.  Ella lo impulsa a tomar nuestras dolencias, a cargar nuestras enfermedades, y a hacerse incluso pecado y maldición por nosotros.

Es que por sanarnos y reintegrarnos en la comunidad, Jesús se ve obligado a quedarse fuera.  Y, por último, entrega su cuerpo y derrama su sangre fuera del campamento, para limpiarnos, para santificarnos.

Está de más decir que la caridad de Cristo nos apremia a los cristianos a amar de la misma manera.

Los cristianos buscan imitar a Jesús.  Entonces, así como Jesús da la vida por nosotros, así también debemos dar la vida por nuestros hermanos y hermanas.  Se apartan de él y de su amor, por tanto, los cristianos que les niegan la acogida a los excluidos.

Los realmente vestidos de la caridad, el ceñidor de la unidad consumada, no pueden sino acoger y servir a los marginados.  Y están convencidos de que practicar la caridad es cumplir la ley entera.  En otras palabras, reconocen que «la caridad está por encima de todas las reglas» (SV.ES IX:1125), normas y leyes.  Por eso dejan a Dios por Dios.  Es decir, dejan la oración para ayudar al necesitado que está fuera, llamando a la puerta.  Se abren incluso a los afrentados como «ilegales» por las autoridades.  Se oponen los verdaderos cristianos, por supuesto, a los fomentadores de odio, división y exclusión.

Señor Jesús, haz que los perdonados por ti y purificados del pecado nos acreditemos por nuestra caridad entrañable e inclusiva.

11 Febrero 2018
6º Domingo de T.O. (B)
Lev 13, 1-2. 44-46; 1 Cor 10, 31 – 11, 1; Mc 1, 40-45

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This