últimas noticias sobre el COVID-19

Un mini-retiro para empezar el aniversario #YoSoyVicente #famvin400

por | Ene 3, 2017 | Formación, John Freund, Reflexiones, YoSoyVicente | 0 comentarios

¿Está buscando una reflexión para un mini-retiro de fin de año? Esta reflexión del padre Vinícius Augusto Teixeira, CM de la Provincia de Río de Janeiro (Brasil), le puede ayudar.

En este artículo “San Vicente de Paúl: Místico de la Caridad y de la Misión”, el padre Vinícius nos proporciona material inspirado por el padre Tomaž Mavrič, CM, en su primera homilía y en su primera circular como Superior General.

Para muchos de nosotros, las palabras vicencianos y  místicos no son palabras que solemos combinar. Ahora se nos pide que consideremos que:

Sin un misticismo renovado alimentado por una profunda experiencia de Dios, el carisma vicenciano y la misión que se origina de él carecerían de principio, vitalidad y dimensión profética … sería como una casa construida sobre terreno inestable y arenoso.

El artículo se puede dividir para  tres días de reflexión. Por supuesto, nada nos impide leerlo en su totalidad y dedicarle tiempo a durante tres días. Aquí está la primera parte:

En su primera homilía como sucesor de San Vicente, el 6 de julio de 2016, en el marco de la 42 Asamblea General de la Congregación de la Misión, el Padre Tomaž Mavrič nos instó a redescubrir y desarrollar la dimensión propiamente mística de nuestro carisma, siguiendo la inspiración de San Vicente como “místico de la caridad”. La misma llamada se repitió en su primera circular, de 19 de septiembre de 2016, en preparación a la solemnidad litúrgica de nuestro fundador. En esta carta, se pidió a cada uno de nosotros “responder personalmente a esta pregunta: ¿Por qué y cómo puedo describir a Vicente como un místico de la caridad?”. Eximios conocedores de la espiritualidad y la historia vicenciana lo han hecho con maestría, como el propio Superior General demuestra en su circular, dando la palabra a tres Misioneros que se destacaron por sus investigaciones: H. O’Donnell, R. Maloney y T. McKenna. Y, de nuestro lado, cómo no recordar, con agradecimiento sincero, los escritos memorables de L. Abelly, H. Brémond, A. Dodin, J. M. Ibáñez. A éstos, que ya descansan en la paz eterna, podemos añadir muchos otros, aún entre nosotros, como A. Orcajo, G. Toscani, L. Mezzadri, J. P. Renouard, G. Grossi, etc. Somos deudores de las intuiciones de estos expertos que, con reverencia y pasión, sondearon el corazón de San Vicente y de él nos trajeron la frescura de una mística capaz de saciar nuestra sed, impulsar nuestra búsqueda de Dios y fecundar la caridad y la misión junto a los pobres.

Por más significativas y relevantes que sean las contribuciones ofrecidas por esta pléyade, la pregunta acerca de la mística vicenciana sigue siendo válida y la tarea de recrearla no ha perdido nada de su actualidad. La celebración de los 400 años de la concreción del carisma (2017) se presenta como un momento favorable para volver a formular la pregunta y reasumir la tarea, haciendo de esta efeméride una oportunidad de revitalización espiritual y apostólica para toda la Familia que se nutre de la mística vicenciana. De hecho, la mística inflama el carisma recibido y transmitido por Vicente de Paúl, con el fin de que sea siempre dinámico y atractivo, capaz de recreaciones fieles y audaces dentro de las diferentes situaciones y contextos en los que sus depositarios y artífices son interpelados por los gritos de los pobres, las llamadas de la Iglesia y los signos de los tiempos. Sin una mística vigorosa, alimentada por la savia de una profunda experiencia de Dios, el carisma vicenciano y la misión que se origina de él carecerían de principio y fundamento, de vitalidad y profecía, como una casa construida sobre terreno arenoso e inestable.

¿Ha de ser tan extraña para nosotros la asociación entre los vicencianos y los místicos?

Las partes segunda y tercera las podrás encontrar publicadas el jueves y el domingo próximos.

  1. Místicos: un misterio de gracia y liberación – ¿En qué sentido puede ser una persona considerada mística?
  2. Vicente de Paúl: un verdadero místico – Al reflexionar sobre la vida de Vicente, nos encontramos esbozado un misticismo polifacético, arraigado en una profunda experiencia de Dios y encarnado del espíritu de Jesucristo … nutridos ambos aspectos por un proceso gradual de conversión y probado por una fidelidad inquebrantable al servicio en favor de los pobres.
Este texto se publicó primeramente en cmglobal.org — la web de la Congregación de la Misión.

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This