últimas noticias sobre el COVID-19

Entradas sobre Desde un punto de vista vicenciano

Llama del fuego ardiente y renovador

¡Jesús es Señor! Pero esto lo podemos decir solo por el Espíritu Santo. Y solo su llama puede renovar a la faz de la tierra. Viene el Espíritu Santo con la fuerza de un viento recio que llena toda la casa donde están los discípulos. Y se posa encima de cada uno una...

Levantar al pobre y al desvalido

Jesús ha ido al cielo. Y desde su trono mira a la tierra, para levantar del polvo al desvalido y alzar de la basura al pobre (Sal 113, 6-7). Jesús manda a sus seguidores que aguarden al Espíritu Santo. Y en seguida, preguntan si ya se le va a levantar de nuevo al...

Defensor trino de los indefensos

Al igual que su Padre, Jesús hace justicia a los afligidos y defiende el derecho de los pobres. Con todo, les procura otro Defensor. Jesús conforta a los suyos. Están tristes, pues se despide él de ellos. Y sienten que se les viene encima una desgracia. ¿Se le herirá...

Mostrar a Jesús para mostrar al Padre

Jesús es quien da a conocer al Padre. Nos toca a los cristianos mostrarlo, asemejados a él, y así mostrar a la vez al Padre. Están aprensivos los discípulos. Es que Jesús les asegura que uno de ellos se va a mostrar traidor. Y otro cobarde, el que afirma que dará su...
Señalar al Hijo y Cordero de Dios y ser su testigo

Salida en paz con fe y valentía

Jesús resucitado está siempre con nosotros.  Él nos da su paz y fortalece nuestra fe para que, como gente en salida, compartamos la Buena Nueva. El ser misionero es un rasgo distintivo de Jesús.  Pues el Padre lo ha ungido con el Espíritu Santo para la misión de...

Señalar al Hijo y Cordero de Dios y ser su testigo

Vivos por la muerte de Jesucristo

Jesús es coronado de gloria por su muerte en beneficio de todos (Heb 2, 9).  Si compartimos su muerte, él nos tendrá a su lado gloriosamente vivos.  Conforme a sus planes homicidas contra Jesús, lo arrancaron los malvados de la tierra de los vivos (Jer 11, 19-20). ...

Señalar al Hijo y Cordero de Dios y ser su testigo

Dignidad y responsabilidad de la mujer

En Jesús ya está brotando lo nuevo que Dios realiza.  Los con mentalidad machista no notan esa novedad que reconoce la dignidad y responsabilidad de la mujer (Benedicto XVI). Se entera José de que María espera un hijo que no es de él.  Pero como es justo, decide...

Señalar al Hijo y Cordero de Dios y ser su testigo

Gustar y ver qué bueno es el Señor

Nos enseña Jesús que Dios es bueno de manera sorprendente.  Y nos invita a todos a acudir a él para que podamos gustar y ver la bondad de Dios. La parábola del padre amoroso es una respuesta a los que no quieren que Jesús se acerque a los pecadores.  Explica, pues, la...

Señalar al Hijo y Cordero de Dios y ser su testigo

Espera paciente y misericordiosa

Como su Padre, Jesús es misericordioso.  No se complace en la muerte de los pecadores, sino en que cambien de conducta y vivan, llenos del fruto de justicia. Cuentan a Jesús unos desconocidos la matanza de unos galileos.  ¿Son zelotes ellos quienes buscan...

Señalar al Hijo y Cordero de Dios y ser su testigo

Pasar de la muerte a la vida, del mal al bien

Jesús tiene palabras de vida eterna.  Acuden a él y le escuchan quienes buscan pasar de la muerte a la vida, del mal al bien. Sube Jesús a lo alto del monte para orar.  Con él están Pedro, Juan y Santiago.  ¿Por qué escoger a éstos? Tal vez se deba a la disponibilidad...

Señalar al Hijo y Cordero de Dios y ser su testigo

Tentaciones que tenemos que superar

El Hijo de Dios es hijo de Adán también.  Está sometido, pues, a las tentaciones habituales de todo hombre.  Y nos enseña a superarlas, para que seamos fieles a nosotros mismos y a nuestra misión. Las tentaciones de Jesús son esencialmente las mismas de Adán y de los...

Señalar al Hijo y Cordero de Dios y ser su testigo

Bondad que importa y es decisiva

Jesús mismo es la bondad que atesoran en sus corazones los verdaderamente buenos y de la cual sacan el bien. Enseña Jesús que lo que guardamos en nuestro interior juega un papel decisivo.  Si es la bondad que tenemos atesorada dentro de nosotros, entonces saldrán...

Pin It on Pinterest