La «llamada dentro de la llamada» de la Madre Teresa

por | May 25, 2022 | Formación, John Freund, Reflexiones | 0 comentarios

La frase «la llamada dentro de la llamada» se asocia con frecuencia a la Madre Teresa.

En 1946, durante un viaje en tren de Calcuta a Darjeeling, la Madre Teresa recibió lo que ella llamó «la llamada dentro de la llamada». El Señor le pidió que iniciara una nueva comunidad religiosa que viviera y trabajara con los más pobres de entre los pobres.

La gente, incluido yo mismo, asumió que la «llamada dentro la llamada» significa una vocación dentro de su vocación a la vida religiosa. Era una religiosa de Loretto, una comunidad irlandesa conocida por su labor misionera en la India. Esa es ciertamente una comprensión legítima.

Sin embargo, también solemos limitar implícitamente la palabra «vocación» a la consagración especial de la vocación religiosa o sacerdotal.

El Papa Francisco me ha desafiado a ampliar mi comprensión de la «vocación dentro de la vocación».

Él escribe:

Para la 59ª Jornada Mundial de Oración por las Vocaciones, deseo reflexionar con ustedes sobre el amplio significado de la “vocación”, en el contexto de una Iglesia sinodal que se pone a la escucha de Dios y del mundo.

Llamados a edificar la familia humana

La comprensión del Papa Francisco sobre la vocación

Escribe:

La palabra “vocación” no tiene que entenderse en sentido restrictivo, refiriéndola sólo a aquellos que siguen al Señor en el camino de una consagración particular.

Todos estamos llamados a participar en la misión de Cristo de reunir a la humanidad dispersa y reconciliarla con Dios.

A esa gran vocación común se añade la llamada más particular que Dios nos dirige a cada uno.

Como cristianos, no sólo somos llamados, es decir, interpelados personalmente por una vocación, sino también con-vocados. Somos como las teselas de un mosaico, lindas incluso si se las toma una por una, pero que sólo juntas componen una imagen. Brillamos, cada uno y cada una, como una estrella en el corazón de Dios y en el firmamento del universo.

En este sentido amplio, no sólo los individuos, sino también los pueblos, las comunidades y las agrupaciones de distintas clases tienen una “vocación”.

Esa chispa divina, que habita en el corazón de todo hombre y de toda mujer, estamos llamados a desarrollarla en el curso de nuestra vida, contribuyendo al crecimiento de una humanidad animada por el amor y la acogida recíproca.

Continúa:

La sinodalidad, el caminar juntos es una vocación fundamental para la Iglesia.

Sólo en este horizonte es posible descubrir y valorar las diversas vocaciones, los carismas y los ministerios.

Sabemos que la Iglesia existe para evangelizar, saliendo de sí misma y esparciendo la semilla del Evangelio en la historia.

Cada uno de los bautizados, cualquiera que sea su función en la Iglesia y el grado de ilustración de su fe, es un agente evangelizador» (Exhort. ap. Evangelii gaudium, 120).

¿Por qué es importante esto?

El Papa Francisco advierte:

Es necesario cuidarse de la mentalidad que separa a los sacerdotes de los laicos, considerando protagonistas a los primeros y ejecutores a los segundos, y llevar adelante la misión cristiana como único Pueblo de Dios, laicos y pastores juntos. Toda la Iglesia es comunidad evangelizadora.

Cuando hablamos de “vocación” no se trata sólo de elegir una u otra forma de vida, de dedicar la propia existencia a un ministerio determinado o de sentirnos atraídos por el carisma de una familia religiosa, de un movimiento o de una comunidad eclesial; se trata de realizar el sueño de Dios, el gran proyecto de la fraternidad que Jesús tenía en el corazón cuando suplicó al Padre: «Que todos sean uno» (Jn 17,21).

Nuestra vocación primordial es caminar juntos y así «llevar la Buena Noticia».

Resonancias del gran San Agustín:

«Tengo miedo de lo que soy para vosotros, pero saco fuerzas de lo que soy con vosotros. Para vosotros, soy un obispo, y con vosotros, soy un cristiano. Lo primero designa un oficio recibido, lo segundo el fundamento de la salvación».

¿Nos entendemos llamados como una comunidad de «evangelizadores»?

Publicado originalmente en Vincentian Mindwalk

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This