últimas noticias sobre el COVID-19

Las duras advertencias del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático y la COP26

por | Sep 6, 2021 | Noticias, Presencia en la ONU | 0 comentarios

La Conferencia Anual de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático se denomina COP, Conferencia de las Partes. Las Partes son signatarios de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), un tratado firmado por 197 Partes (196 países y la UE) en 1994. La COP26 será organizada por el Reino Unido en colaboración con Italia en Glasgow del 31 de octubre al 12 de noviembre de 2021. La cumbre, en la que participarán más de 190 líderes mundiales, representantes de la sociedad civil y empresas, se centrará en «Unir al mundo para hacer frente al cambio climático«, ya que la crisis climática que se está produciendo en todo el mundo requiere no solo objetivos y compromisos ambiciosos, sino una acción urgente. En 2015, en la COP21, todos los países acordaron trabajar juntos para limitar el calentamiento global a 1,5 grados centígrados y se comprometieron a elaborar planes nacionales -Contribuciones Determinadas a Nivel Nacional- para reducir sus emisiones. También se comprometieron a comunicar y actualizar sus objetivos cada cinco años para reflejar su máxima ambición y progresión. El año 2020 marcó el primero de estos ciclos quinquenales y se espera que todos los países presenten sus NDCs actualizadas.

¿Estamos en camino de limitar el calentamiento global a 1,5 grados? La respuesta es un no rotundo de la actualización del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático sobre la ciencia física del cambio climático desde 2013. De hecho, han emitido un «Código rojo para la humanidad»: nuestro planeta se está calentando al ritmo más rápido en 2000 años. Deberíamos tomar esto como una advertencia final o una llamada de atención para tomar medidas urgentes.

Estos son algunos de los mensajes clave del informe:

  • La influencia humana ha calentado el sistema climático: las actividades humanas son las principales responsables del aumento de la frecuencia de las olas de calor, el deshielo de los glaciares, el calentamiento de los océanos y la acidificación. Los estudios han demostrado que la ola de calor de Siberia en 2020 y el calor extremo en toda Asia en 2016 son el resultado de la quema de combustibles fósiles por parte del ser humano.
  • El calentamiento de las últimas décadas no tiene precedentes en muchos miles de años; y estamos a punto de superar los 1,5 grados centígrados en 2040. Queda un estrecho camino para estabilizar las temperaturas. Es necesario reducir drásticamente las emisiones de CO2 y de otros gases de efecto invernadero para conseguir unas emisiones netas nulas en 2050.
  • Con un mayor calentamiento global, se espera que todas las regiones experimenten cambios extremos. Los modelos climáticos muestran que el Ártico se está calentando más rápido que otras regiones y que se prevé que las latitudes altas del hemisferio norte se calienten entre dos y cuatro veces más que el nivel de calentamiento global.
  • Estamos más cerca de que se produzcan cambios irreversibles en el clima, a menudo llamados puntos de inflexión. Por ejemplo, los bosques podrían empezar a morir a medida que aumenten las temperaturas, siendo menos capaces de absorber el dióxido de carbono, lo que llevaría a un mayor calentamiento, o el deshielo de las capas de hielo de la Antártida podría hacer que el nivel de las focas subiera más de un metro en 2100. Un análisis reciente demostró que algunas partes del Amazonas emiten más carbono del que absorben.
  • Las emisiones de metano son una palanca importante: los niveles de metano son ahora más altos que en cualquier momento de los últimos 800.000 años y están muy por encima de los límites de seguridad. El metano liberado por las minas de carbón abandonadas, la agricultura y las operaciones de petróleo y gas son responsables de una cuarta parte del calentamiento global. Una fuerte reducción del metano puede suponer una victoria a corto plazo, pero la mayor parte de la atención se ha centrado en los objetivos de CO2 neto cero.

¿Por qué es importante limitar el aumento de la temperatura a 1,5 grados centígrados? Con 2 grados de calentamiento global, se producirían impactos generalizados y graves sobre las personas y la naturaleza. Un tercio de la población mundial estaría expuesta regularmente a un calor intenso, lo que provocaría problemas de salud y más muertes relacionadas con el calor. La mayor parte de los arrecifes de coral acuáticos quedarían destruidos y el hielo marino del Ártico se derretiría. Con 1,5 grados centígrados, los impactos serían graves, pero menos severos: menores riesgos de escasez de alimentos y agua, crecimiento económico y extinción de menos especies.

¿Qué debe ocurrir en la COP26? Se pide a los países que presenten objetivos ambiciosos de reducción de emisiones para 2030 que se ajusten a la meta de alcanzar el nivel cero a mediados de siglo y que mantengan 1,5 grados a su alcance. Los objetivos actualizados no son suficientes, deben traducirse en acciones.

Adaptarse para proteger a las comunidades y los hábitats naturales: dado que el clima ya está cambiando y seguirá cambiando a medida que reduzcamos las emisiones, los países deben proteger y restaurar los ecosistemas, construir defensas, poner en marcha sistemas de alerta y hacer que las infraestructuras y la agricultura sean resistentes para evitar la pérdida de hogares, medios de subsistencia y vidas. El cambio climático es una amenaza existencial para millones de personas que viven en los Pequeños Estados Insulares y otras zonas vulnerables.

Movilizar la financiación para alcanzar los objetivos mencionados. Para cumplir los dos primeros objetivos, los países desarrollados deben cumplir la promesa que hicieron en 2009 de recaudar 100.000 millones de dólares de financiación para el clima al año.

Los retos del cambio climático exigen que trabajemos juntos para conseguirlo. Las partes deben finalizar el Libro de Reglas de París (normas necesarias para aplicar el Acuerdo de París). Tienen que convertir la ambición en acción acelerando la colaboración entre los gobiernos, las empresas y la sociedad civil.

La COP26 es una oportunidad de oro para que nos comprometamos a defender el fin de la era de la dependencia de los combustibles fósiles y permitir que la naturaleza se recupere. Los modos insostenibles de consumo y producción, incluso en medio de la actual pandemia de COVID-19, indican que la codicia está superando la necesidad de solidaridad para cuidar la salud de la gente y del planeta. También debemos centrarnos en la justicia climática, ya que el cambio climático está dando lugar a una «triple injusticia»: golpea con mayor dureza a los países menos responsables del cambio climático; afecta de forma desproporcionada a las comunidades pobres y vulnerables; y deja un legado de riesgos y dificultades para los jóvenes y las generaciones futuras. Por lo tanto, nos corresponde garantizar que la acción climática aborde directamente las injusticias del cambio climático. Dado que el cambio climático amenazará el disfrute de los derechos humanos y las libertades básicas de muchos, es urgente abogar por los derechos medioambientales. Los derechos medioambientales significan el acceso a los recursos naturales vírgenes que permiten la supervivencia, incluyendo la tierra, el refugio, los alimentos, el agua y el aire. Las soluciones basadas en la naturaleza son necesarias para la conservación de los ecosistemas y la diversidad biológica son vitales para la mitigación y adaptación al clima.

Implícate en la COP26: En 2015, en la COP de París, los gobiernos reconocieron formalmente la necesidad de que todos trabajen juntos para afrontar el reto del cambio climático. Race to Zero es una campaña de la ONU para reunir el liderazgo y el apoyo de las empresas, las ciudades, las regiones, los inversores y las universidades para construir una economía sana, resistente y con cero emisiones de carbono. Los actores no estatales y la sociedad civil pueden unirse a la Carrera hacia la Resiliencia para tomar medidas que fortalezcan la resiliencia de las personas de grupos y comunidades vulnerables a los riesgos climáticos. Sigue a @COP26 en Twitter e Instagram para conocer las novedades sobre cómo puedes participar.

https://ukcop26.org/

Teresa Kotturan SCN
Representante ante la ONU
Federación de Hermanas de la Caridad

Etiquetas: coronavirus

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This