últimas noticias sobre el COVID-19

Objetivos de Desarrollo Sostenible, 5 y 6

por | Abr 13, 2021 | Formación, Presencia en la ONU | 0 comentarios

ODS5: IGUALDAD DE GÉNERO

En una de sus canciones, el grupo de rock Eagles canta «las cosas en esta vida cambian muy lentamente si alguna vez cambian». ¡El lamento de muchos activistas sociales!

Para ser justos, una excepción sería el derecho al matrimonio gay, que parece haber llegado más rápido que la mayoría de las luchas por la igualdad. Pero en general es cierto que el cambio real exige una paciencia significativa y esfuerzos insistentes durante un largo período. Pensemos en la larga y dolorosa lucha en los Estados Unidos por el derecho civil y de voto, e incluso estos derechos están siendo atacados una vez más mientras el racismo levanta su fea cabeza.

Respecto a la igualdad de género, este aspecto de la justicia ha tardado en llegar.  Aunque definitivamente estamos en un lugar mejor que hace muchos años, todavía tenemos mucho trabajo por hacer. En todo el mundo, tanto las leyes como las normas culturales impiden a muchas personas alcanzar su potencial simplemente por su identidad de género. Según la ONU, «1 de cada 5 mujeres y niñas de entre 15 y 49 años afirma haber sufrido violencia física o sexual por parte de su pareja en un periodo de 12 meses»… y eso no es todo. A muchas mujeres de todo el mundo se les sigue impidiendo ser propietarias de bienes, recibir una educación adecuada y se les obliga a trabajar en entornos inseguros, a contraer matrimonio y a someterse a la mutilación genital femenina. Con todos los recursos que tenemos hoy en día, esto es inaceptable. Debemos concienciar sobre estos problemas y seguir luchando por el cambio.

Desde la asistencia sanitaria hasta la seguridad personal, pasando por la protección social y las oportunidades económicas, luchar por la igualdad de género significa analizar cada sistema social desde su raíz y romper el techo de cristal que ha impedido a algunos de los mejores y más brillantes alcanzar su potencial.

Ha llegado el tiempo de reconocer las desigualdades de género que nos rodean, especialmente porque, durante la pandemia, las medidas de bloqueo recortaron gravemente el acceso a servicios útiles para quienes sufrían uno o más de los resultados de la desigualdad de género. Un ejemplo significativo: La Covid ha obligado a muchas mujeres a quedarse atrapadas en casa con sus maltratadores y a quedarse sin lugar donde sentirse seguras, lo que se suma al miedo y al trauma que muchas personas ya soportan en este mundo tan diferente en el que vivimos. Debemos centrarnos en las mujeres y las niñas para salir fortalecidos de la pandemia de la Covid-19, ya que, como afirma la ONU, «las mujeres no sólo son las más afectadas por esta pandemia, sino que también son la columna vertebral de la recuperación en las comunidades».

Mientras trabajamos por la igualdad para todos los géneros, no olvidemos el poder que reside en la acción local. Podemos hacer que nuestros entornos de trabajo sean inclusivos y establecer normas que prohíban la discriminación de género. En el ámbito mundial, podemos tomar conciencia de las metas de este ODS, que se enumeran a continuación y se explican en el sitio web de la ONU: https://www.un.org/sustainabledevelopment/es/gender-equality/ en forma resumida como sigue:

  • Poner fin a todas las formas de discriminación y a todas las formas de violencia contra las mujeres y las niñas en todo el mundo, incluidas la trata y todas las formas de explotación;
  • Eliminar todas las prácticas nocivas, como el matrimonio infantil, precoz y forzado y la mutilación genital femenina;
  • Garantizar el acceso universal a la atención sanitaria sexual y reproductiva, la plena participación de las mujeres y la igualdad de oportunidades para el liderazgo en la vida política, económica y pública, al tiempo que se reconoce el valor del trabajo doméstico (normalmente no remunerado) y se mejoran los derechos de las mujeres a la propiedad y la herencia de bienes, el acceso a la tecnología y todas las políticas de protección social.

Juntos, y sólo juntos, podemos crear un mundo que adopte y refuerce políticas sólidas y una legislación aplicable para promover la igualdad de género en el camino hacia un mundo más inclusivo y justo. Algunas «cosas cambian muy lentamente», pero pueden cambiar, y lo harán.

 

ODS6: AGUA LIMPIA Y SANEAMIENTO

Tres preguntas con una respuesta rápida: ¿cuánto tiempo podemos vivir sin comida? (Normalmente, unas tres semanas). ¿Y sin aire? (Unos tres minutos). ¿Y sin agua? Lo has adivinado: tres días. La regla de los 3.

El agua es esencial para una vida saludable, y sin embargo, según la ONU, 2.200 millones de personas carecen de un acceso fácil al agua potable gestionada de forma segura. Ni siquiera podemos absorber los alimentos sin agua. ¿Y qué hay del saneamiento básico? La cifra se dispara a 4.200 millones que carecen de un saneamiento decente. Aunque en un artículo reciente se hablaba del valor de los teléfonos móviles para las personas que viven en la pobreza, ¡no ayuda que hoy en día haya más teléfonos móviles que retretes en todo el mundo! Demasiados niños, se estima que 1.000, mueren cada día por enfermedades relacionadas con el agua y el saneamiento totalmente evitables.

El agua es clave para muchos problemas en todo el mundo. ¿Cómo es posible que algo que muchos de nosotros damos por sentado sea tan fundamental para una lista casi interminable de problemas? Si no se dispone de agua potable y/o no se filtra adecuadamente, puede resultar fatal. Los expertos en salud dirían que la mayoría de nosotros no bebemos suficiente agua a diario. Cuando realmente queremos beber agua, puede que ya estemos un poco deshidratados. Y si los niños no beben suficiente agua, no pueden rendir al máximo en la escuela.

Si el agua no abunda en una zona, no es exagerado decir que se librarán guerras por los derechos del agua.

Y eso sólo teniendo en cuenta el impacto en la salud humana. El medio ambiente mundial depende del agua para vivir. El agua es el latido común de todos. Sin agua, las plantas y los ecosistemas enteros sufrirán. Incluso el turismo, que en muchos lugares del mundo es un componente fundamental de la renta nacional, se ve afectado por la disminución de las fuentes de agua limpia.

Durante la Covid-19, se nos recuerda a todos que debemos lavarnos las manos con frecuencia, pero ¿qué pasa si no hay agua a mano? De hecho, sólo dos de cada cinco personas disponen de un servicio básico de lavado de manos con agua y jabón (ONU). Esto en cuanto a la salud global y la seguridad de todos nosotros.

Así que, como mínimo, no debemos pensar en el agua como algo ilimitado, sino como un recurso extremadamente valioso y frágil. Hay muchas organizaciones que merecen nuestro apoyo y que trabajan para garantizar un acceso universal equitativo al agua limpia mediante la inversión en tecnología de riego sencilla y eficiente y el fomento de la recogida de agua de lluvia. Hay muchas acciones importantes que podemos llevar a cabo para garantizar este derecho para todos. Podemos firmar peticiones a los gobiernos y a las organizaciones internacionales para que todo ser humano acceda al derecho fundamental al agua. Cuando bebemos agua, podemos hacer una pausa para recordar la importancia del agua como recurso crítico, y, cuando utilicemos el agua para otros fines, podemos intentar limitar su uso.

Este ODS nos pide que demos prioridad a la importancia del agua como otra forma de vivir la solidaridad humana, de construir un desarrollo sostenible para el bien común y de cuidar la creación.

Jim Claffey
Representante de las ONG de la CM ante la ONU
www.Congregationofthemission-un-ngo.com
Twitter: @cmunnyc
Facebook: congregation of the mission un

 

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This