últimas noticias sobre el COVID-19

Las Hermanas de la Caridad de New Brunswick celebraron su 165 aniversario

por | Dic 18, 2019 | Noticias | 0 comentarios

SAINT JOHN, New Brunswick – Las Hermanas de la Caridad de la Inmaculada Concepción (SCIC) celebraron con alegría 165 años de gracia y gratitud en la Residencia Ruth Ross, del 17 al 20 de octubre, entre sus asociados, familiares, personal y amigos.

«Que estos cuatro días de festividades liberen dentro y entre nosotros un sentido renovado de la providencia de Dios, sorpresa y presencia siempre inagotable durante 165 años», dijo la Hermana Mary Beth McCurdy, al comenzar el Festival de Acción de Gracias en la Capilla del Carmelo.

«Demos la bienvenida a este círculo sagrado al espíritu de todos los que nos han precedido», añadió el líder congregacional del SCIC. «Vivamos plenamente por el bien del Evangelio, siempre en desarrollo, en el futuro.»

La Hermana Mary Beth McCurdy, líder congregacional de SCIC (segunda desde la izquierda) acompañada por invitadas durante las recientes celebraciones del 165 aniversario de las hermanas. Fientje Cameron (izquierda) y Annie Buyting (derecha) son hermanas (de la familia), al igual que la hermana McCurdy y Jane Arseneau (segunda desde la derecha). Foto por Sor Patricia Poole, SCIC.

Las Hermanas de la Caridad de la Inmaculada Concepción (SCIC) fueron fundadas el 21 de octubre de 1854 en Saint John por Honoria Conway y tres compañeras, por invitación de Mons. Thomas Louis Connolly, OFM Cap. En medio de muchos desafíos, respondieron a las necesidades urgentes de los inmigrantes y huérfanos irlandeses.

SCIC es miembro activo de la Federación de las Hermanas de la Caridad. Un punto culminante de la reciente celebración fue la presentación de un panel que incluyó a representantes de las cinco congregaciones de la Federación con sede en las provincias marítimas del este de Canadá. Además de SCIC, están las Hermanas de la Caridad de Halifax, Nueva Escocia; las Hermanas de Santa Marta de Antigonish, Nueva Escocia; las Hermanas de Santa Marta de la Isla del Príncipe Eduardo y las Religiosas de Notre-Dame-du-Sacré-Coeur con sede en Moncton, Nueva Brunswick.

Se pidió a los panelistas que abordaran los momentos clave, tanto de gracia como de desafío, en la historia de sus comunidades religiosas. Antes de responder a las preguntas, los panelistas expresaron sus esperanzas y sueños de una futura colaboración entre las congregaciones de la Federación con sede en Canadá.

Los coloridos tejidos que se exhiben en toda la residencia simbolizan la celebración de la 165ª edición. Con cinco hilos de fieltro se representaron las congregaciones de la federación con sede en Canadá, así como un tejido más amplio de pasado, presente y futuro en el llamado de Dios a la vida y a la misión.

Seis hermanas y una asociada viajaron desde el oeste y norte de Canadá para participar en la celebración. Los invitados vinieron de varias localidades de New Brunswick, así como de Toronto, Ontario y Portland, Maine.

La celebración del aniversario fue planeada por un comité de 10 miembros, compuesto por hermanas y asociados, que se reunió mensualmente a lo largo de 2019. La presidenta del comité, sor Margaret MacLean, compuso la oración del aniversario.

Junto con el personal, los miembros del comité y muchos otros participaron en el festival, que incluyó presentaciones en PowerPoint y exhibiciones históricas, así como oración, liturgia, poesía, canto, baile, narración de cuentos y visitas locales.

Las Hermanas de la Caridad de la Inmaculada Concepción (SCIC) recibieron con gratitud las flores y las felicitaciones sus muchos asociados en la misión. El 19 de octubre, en un banquete al mediodía, las hermanas, asociados e invitados tuvieron la oportunidad de disfrutar del entretenimiento de los talentosos cantantes y músicos locales.

El Obispo Robert Harris, administrador apostólico de la Diócesis de San Juan, presidió la liturgia eucarística de clausura, el 20 de octubre, en la Capilla del Carmelo. Siguiendo brevemente la historia de las hermanas, observó cómo las mujeres fundadoras escucharon la llamada y respondieron generosamente.

Las misiones de SCIC se extendieron por muchas partes de Canadá. Durante 50 años, las hermanas también vivieron y acompañaron al pueblo de Perú. El obispo dijo que en Perú y en otros lugares, las hermanas expresaron «el lenguaje del amor». También señaló cómo SCIC respondió fielmente a la llamada del Concilio Vaticano II en los años sesenta y en adelante.

El Obispo Harris dijo que, aunque el número de hermanas es mucho menor hoy en día, ellas y sus asociados continúan siendo un signo de la presencia de Dios en el mundo, irradiando amor y caridad divinos. «El futuro pertenece a Dios», añadió.

Sor Anita Naves dio las gracias al Obispo Harris, destacando sus muchos gestos amables y reflexivos entre los miembros del SCIC a lo largo de más de 12 años como Obispo. En nombre de las hermanas, ella también le deseó lo mejor, ya que pronto llegará el momento de su jubilación.

En la liturgia de clausura, la Hermana Mary Beth dijo que las hermanas, asociados e invitados «cantan, se regocijan y dan gracias por todo lo que han sido, son ahora y aún deben ser».

Para más información sobre las Hermanas de la Caridad de la Inmaculada Concepción, visite www.sistersofcharityic.com.

Historia: Hermana Roma De Robertis, SCIC
Fotos: Hermana Patricia Poole, SCIC
Fuente: https://sistersofcharityfederation.org/scic_165th_anniv/

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This