Son muchos los grandes vicencianos que nos han precedido. A algunos de ellos, la Iglesia les ha reconocido sus virtudes heroicas y les ha nombrado santos o beatos. A estos grandes santos ni la oración, ni el amor de Dios, ni la lectura del Evangelio les disminuyeron la pasión o la eficacia de su entrega al prójimo, sino todo lo contrario.

En el video a continuación tenemos una rápida muestra de los pertenecientes a la Congregación de la Misión.

Fuente: Canal YouTube de la Congregación de la Misión

 

Pin It on Pinterest

Share This