La Organización de las Naciones Unidas incorpora por primera vez el sinhogarismo en su vocabulario en sus 74 años de historia. Esto se ha conseguido gracias a la incidencia política de la Familia Vicenciana (FV) y otras organizaciones de la sociedad civil a través del grupo de trabajo de ONG de la ONU para acabar con el Sinhogarismo (WGEH en inglés).

Dado que la ONU nunca ha tenido en cuenta el sinhogarismo, no hay una definición acordada sobre lo qué es. El WGEH defiende la adopción de una definición con la propuesta del Instituto del Sinhogarismo Global (IGH por sus siglas en inglés, nuestro socio estratégico en la universidad de DePaul-Chicago). El trabajo comenzó con una primera reunión en Nairobi, Kenia, del grupo de expertos seleccionados entre los que está Louise Casey, del IGH, el pasado mes de mayo.

El WGEH es una coalición de organizaciones con el objetivo común de alcanzar una medición global del sinhogarismo en la calle, ponerle fin y diseminar las estrategias más efectivas entre los estados miembros.

En 2019, después de mucho esfuerzo por parte del grupo de trabajo, la Comisión de Desarrollo Social de las Naciones Unidas (CSoD) decidió centrar su próxima sesión en el sinhogarismo. Esta comisión asesora a otros organismos de la ONU, y al finalizar cada sesión el Secretario General presenta un informe sobre el tema elegido.

Como parte de la incidencia política, el WEGH organizó a principios de junio una mesa redonda en la participaron entre otros la directora de desarrollo inclusivo de la ONU, Daniela Bas, y el equipo de la FHA.

Nuestro grupo, marcado profundamente por el liderazgo de las ONG Vicentinas, está llamando los Estados miembros de la ONU a tomar medidas iniciales para remediar la exclusión de las personas a un hogar digno y asequible. El debate global está comenzando y el tema se está situando, poco a poco, dentro de la conversación más amplia sobre pisos de protección social para todos. Al mismo tiempo, se empiezan a explorar de una manera estructural los desafíos que representa el sinhogarismo para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 de la ONU. EL WGEH ha ido evolucionando en su identidad y misión. Hoy somos un grupo de trabajo profundamente conectado con el Comité de ONG de la CSoD. Estamos promoviendo, en colaboración con el IGH, la creación de una Coalición Global de ONG para un mundo en el que todos tengan una casa.

Nosotros creemos que, para lograr un progreso real en este tema, es fundamental identificar oportunidades comenzando con una medición clara y global del problema; desarrollar objetivos compartidos para reducir o eliminar el sinhogarismo y apoyar un movimiento global para diseminar las estrategias más efectivas en todos los Estados Miembros.

Desde la coalición de ONG vicencianas en la ONU creemos que la opción de la FV para crear un mundo en el que toda persona tenga un hogar es hoy también una clave concreta de discernimiento y de toma de decisiones dentro de la interpretación del carisma hoy como Familia. Con esta opción la FV ha identificado un grupo de los que San Vicente llamaría “los más abandonados” y ha decido aunar esfuerzos y recursos para contribuir en su liberación integral como una opción común.

La metáfora de las 13 casas tiene un alcance insospechado. Recientemente la Archidiócesis ortodoxa de New York me preguntó por esta Campaña, ya que a ellos les gustaría implementarla también. La creatividad de nuestro carisma no está agotada, esta opción por los sintecho y el movimiento global que se está generando a su alrededor es una prueba fehaciente de esto. ¡Cómplices del Espíritu hagamos que suceda allí donde desarrollamos nuestra misión!

Padre Memo Campuzano.
Representante de la Congregación de la Misión en la ONU.
Fuente: https://vfhomelessalliance.org/


Tags:

Pin It on Pinterest

Share This