últimas noticias sobre el COVID-19

Día de Oración y Ayuno Vicentino: martes 16 de febrero de 2016

por | Feb 16, 2016 | Cuaresma, Reflexiones | 0 comentarios

oracion_ayuno_lynn

Día Vicentino de Ayuno y Oración
Martes 16 de febrero de 2016 Final

Sienta el toque de Dios – Misericordia, la llave del corazón de Dios – Viva la cuaresma intensamente – El silencio es oro

Sienta el toque de Dios – La mano de Dios siempre está sobre nosotros. A veces no vemos a sentimos Su presencia, a veces no vemos la luz al final del túnel o a veces si logramos ver dentro del túnel. Pero nunca se desespere. Solo sienta su toque. El nos abraza en el dolor y el sufrimiento. Él está con nosotros en cada visita y ciertamente, durante los actos de misericordia.  En esos momentos yo siento Su abrazo. Es tan largo como la necesidad que tengamos de Él y cambiara cada situación si nos tomamos el tiempo para escuchar Sus mensajes e instrucciones. Nunca saldremos mal. Este abierto a Él y nunca pierda una oportunidad para sentarse y escuchar en silencio a Dios y a aquellos a los que ayudamos. Ellos tienen una historia y permitirle que nos lo cuenten es dejarles sentir el toque de Dios. Podemos ayudar a otros a sentir su toque.  Mi abuela, que tiene 91 años, tuvo problemas cuando estaba pequeña. Su madre la mando a pasarse el verano con nosotros y ella se sentía muy ansiosa. Yo me sentaba a la orilla de su cama, a peinaba y le cantaba (yo no canto bien). Una noche escuche a Dios decirme que le dijera que Él nunca deja de amarla y que le recordara a su Ángel de la Guarda. Lo hice y ella se emociono mucho. Dios nos dio un nombre para su ángel. Ella quería saber si su mama tenía un ángel, así que una vez más, Dios me dijo que decir, “Si”. Le dije que le podíamos mandar a su mama un abrazo y un beso con su Ángel de la Guarda. Lo empezó a hacer cada noche y ya no hubo más lagrimas la hora de dormir. Debemos darle esperanza a la gente y alejarles la ansiedad y el miedo. A veces es algo tan simple como una sonrisa, a veces, un abrazo con su permiso. Saludar a los que viven en la calle, hacerles ver que existen. Eso realmente puede iluminar su día. Eso es el toque de Dios y debemos compartirlo siempre.

Misericordia, la llave del corazón de Dios– Deseamos el toque de Dios. Aun cuando hemos creado un espacio entre Él y nosotros, queremos sentir Su amor, misericordia y alegría. Deseamos la paz que Él nos da. Él de verdad nos quiere. Somos Su mejor creación. Él nos ama tanto que nos dio a Su Hijo, quien también nos ama y nos dio Su propia vida. El vivió el horror de la cruz por nosotros. ¿Qué necesitamos saber? Eso es todo. El amor a las persona es misericordia. En realidad, nosotros solo tenemos que abrir nuestros corazones, confiar en Su misericordia y creer. “Cada día… el Señor guía nuestros pasos con Su gracia y viene a reunirse con nosotros para quedarse con nosotros, a pesar de nuestras faltas contradicciones. No nos cansemos nunca de sentir la necesidad de Su perdón, porque cuando estamos débiles, Su grandeza nos hace fuertes y nos ayuda a vivir su fe con más alegres.»(Papa Francisco, 1 de febrero de 2016). Como Vicentinos, cada día vemos gente pasando necesidades. Ellos de verdad necesitan y están buscando a Jesús. Generalmente, no lo saben, pero necesitan el amor incondicional que solo Él puede dar. Nosotros tratamos de curarlos con la misericordia les brindamos. Somos la Noticia con nuestras acciones y servimos con amor y respeto. Les mostramos amor, paz y alegría. Ese es nuestro llamado, servir si reservas y amor a los que servimos.  Sabemos que estamos sirviendo a Jesús y estamos ahí para brindar Su amor a través de la mirada a Su rostro en los quebrados, la gente con necesidades. “Tomemos seriamente nuestra llamada a ser cristianos, a vivir como creyentes, para que la Notica toque los corazones de la gente y los abra al regalos del amor de Dios.» (Papa Francisco, 30 de enero de 2016)

Viva la cuaresma intensamente- El Papa Francisco nos invita a vivir “intensamente” esta cuaresma como privilegiados de la celebración, y a experimentar la misericordia de Dios. El nos ha llamado a ser ”misionarios de la misericordia” en el mundo de una manera especial en la cuaresma. “Cambien su vida, no solo su ropa. Regrese a Dios, su Dios. Y aquí está por qué: Dios es amable y misericordioso” (Joel 2:13). Empiece a cambiar su vida hoy. Estoy escribiendo esto el miércoles de ceniza y las cenizas humean mucho. Comienzo a ver las cosas que Dios me ha dado y a olvidarme de mis aflicciones. Esto me recuerda que debo ser más amable con los demás.  Este es el comienzo de nuestra purificación, no de la casa, sino de nosotros mismos. Quiero deshacerme de la basura en la maleta del carro. Es monótono de revisar nuestra alma y crear mejores hábitos, eliminando los viejos. Es momento de acércanos a Jesús, perdonar a los demás, dejar los rumores, amar ms, sonreír y agradecer.  Debemos agradecer especialmente alas personas que nos sirven en las tiendas. Si ellos no tienen una sonrisa, deles una y si la tienen, díganle lo bella que es. Decida lo que quiere hacer para marcar la diferencia. Lo más importante es regresa r a Dios. Mantenga Su fragancia leyendo más las Escrituras u orando más. Usted decide, pero no haga una lista larga o muy difícil, porque usted quiere apegarse a esa lista.  Haga que la cuaresma le funcione. Manténgalos es sus oraciones. Tenga una gran cuaresma.

El silencio es oro – No se puede medir el valor del silencio. Estamos bombardeados con ruidos en nuestras vidas. Tráfico, cornetas camiones de basura, TV, radio, teléfonos son sonidos que escuchamos cada día. Podemos eliminar algunos sonidos. De hecho, podemos eliminar la mayoría.  Encuentre un lugar tranquilo para reemplazar esos ruidos por sonidos de la naturaleza. Siéntese en la tranquilidad y hable con Dios. Dese cuenta de su amor por Él y pídale guía. El silencio es la mejor forma de rezar. Usted es una persona cambiada. Es sanador. Saque tiempo para hacerlo. Muchas personas dicen que están muy ocupadas. Yo tengo un cartel en mi oficina que dice “Usted nunca tendrá tiempo, tiene que hacerlo”. Haga tiempo para visitar la Trinidad y se sorprenderá de los regalos que recibirá. El Papa Francisco nos invita a redescubrir el valor de silencio para poder llegar hasta las profundidades de la sabiduría que viene a nosotros a través de las Escrituras.  El nos recuerda que para poder brindar misericordia, debemos hacer el tiempo y el espacio para meditar sobre la Palabra del Señor. (MV 13) Recuerde que Jesús pasó 40 días en el desierto. Si tenemos eso en mente, podemos ser exitosos con nuestras propias disciplinas de la cuaresma. Use su esquina tranquila como su deserto. Puede parecer u sacrificio al principio, pero usted encontrara bendiciones con el tiempo y sus frutos. Escape a su desierto de silencio para guiatura y oración.

Bendiciones, Lynn

 

Etiquetas:

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Noticias de .famvin y de otras webs vicencianas, en varios idiomas

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This