Esta presentación nos invita a una meditación sobre el tiempo de Navidad. El niño Dios viene a estar con nosotros y nos abre sus brazos de par en par. Él nos acompaña en nuestros caminos cotidianos. ¡Nos sostiene, conduce, nos alimenta con su presencia, su palabra, su Eucaristía!

Fuente: http://filles-de-la-charite.org/

Pulsa aquí para descargarla en formato Power Point.

Pin It on Pinterest

Share This