Las primeras 2.000 medallas se entregaron el 30 de junio de 1832. Coincidió con un brote de cólera en París que se cobró 20.000 vidas. Las Hijas de la Caridad comenzaron a distribuir las primeras medallas y se informaron de muchas curaciones, lo que llevó a la gente de París a comenzar a llamar «milagrosa» a la medalla.

Con la aprobación de la Iglesia Católica, las primeras medallas se hicieron en 1832 y se distribuyeron en París. Casi de inmediato comenzaron a derramarse las bendiciones que María había prometido, sobre aquellos que llevaban su medalla, y pronto toda Francia clamaba por lo que la gente llamaba la «Medalla Milagrosa». El uso de la Medalla se extendió de un país a otro y ahora cubre el mundo. En todas partes, la Medalla todavía está otorgando bendiciones de Dios para el cuerpo y el alma.

Por lo que sabemos, la fotografía de la izquierda revela cómo se veían las primeras Medallas Milagrosas cuando se fabricaron y distribuyeron en la década de 1830. Esto sería aproximadamente dos años después de que Nuestra Señora manifestara la Medalla a santa Catalina Labouré, el 27 de noviembre de 1830, en la Capilla de Aparición de la casa madre de las Hijas de la Caridad en París.

sitio web de la Asociación Central de la Medalla Milagrosa

Obtenga más información en la presentación siguiente.

Descargar PDF
Descargar PPT

Para obtener más recursos como este, visite VinFormation.

Para una explicación de la Medalla Milagrosa, visite esta página web de la Asociación Internacional de Medalla Milagrosa.

Pin It on Pinterest

Share This