Excusas para no dar

por | Mar 15, 2016 | Cuaresma, Formación | 0 comentarios

Durante la Cuaresma se nos pide que nos centremos más en la limosna. La limosna puede tomar muchas formas, pero pensemos aquí en las donaciones económicas directas. A lo largo de la historia, muchos cristianos han usado la práctica del Antiguo Testamento del «diezmo» como una guía —es decir, dan una décima parte de sus ingresos a Dios—. Sin embargo, no se trata de «simplemente escribir un cheque», ¿verdad? ¿No deberíamos, como seguidores de San Vicente, estar en la primera línea, haciendo visitas a domicilio, haciendo obras de misericordia, y promoviendo la justicia y el cambio sistémico? ¡Sí! Pero no hemos de olvidar la humilde práctica de dar dinero o comida. Lee y reflexiona lo que Federico Ozanam tenía que decir, en la siguiente presentación:

Para descargar esta presentación visita VinFormation.

Decidir cuánto se quiere dar, y qué proporción se quiere entregar a ciertas causas o individuos, puede ser un reto y requiere que lo consideremos en oración. Inspírate con las palabras de Francisco durante la Misa del Miércoles de Ceniza de hace dos años:

La gratuidad debería ser una de las características del cristiano, que, consciente de haber recibido todo de Dios gratuitamente, es decir, sin mérito alguno, aprende a donar a los demás gratuitamente. […] La limosna nos ayuda a vivir la gratuidad del don, que es libertad de la obsesión del poseer, del miedo a perder lo que se tiene, de la tristeza de quien no quiere compartir con los demás el propio bienestar.

comic limosna

Etiquetas: SlideShare

0 comentarios

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

homeless alliance
VinFlix
VFO logo

Archivo mensual

Categorías

Sígueme en Twitter

colaboración

Pin It on Pinterest

Share This