Sed y hambre de Dios, la justicia y el amor

Sed y hambre de Dios, la justicia y el amor

Remediando su sed y su hambre, Jesús nos da ejemplo, para que hagamos lo que él y nos saciemos realmente. Como cualquier hombre, Jesús siente cansancio, hambre y sed.  Así pues, descansa él sentado junto al pozo de Jacob en Sicar, llegada la hora de más calor.  Allí...
¡Se trata de amor!

¡Se trata de amor!

William (Bill) Graham del Consejo Regional de la Sociedad de San Vicente de Paúl de Ontario en Peel-North Toronto, ofrece su reflexión, “¡Se trata de amor!”: Como vicencianos podemos, y en la mayoría de los casos, hacemos grandes cosas, ayudamos a muchas...

Pin It on Pinterest