Y la pequeña semilla de mostaza creció… Las Ramas de la Familia Vicentina

Érase una vez en una pequeña ciudad, un joven inteligente y ambicioso buscaba incansablemente obtener un “retiro honroso” para sacar a su familia de la pobreza. Debido a su inteligencia y audacia se encontró con personas influyentes que le ayudarían a lograr su sueño. Pero cuando estuvo cerca de alcanzarlo, se encontró con Alguien más grande que él y sus intereses. En ese momento su vida cambió radicalmente.

Hace cuatrocientos años nadie sabía quién era ese joven. Después de 400 años miles de personas siguen sus pasos. Este inteligente y ambicioso joven era Vicente de Paúl, a quien Jesús se le manifestó en el pobre. Abrió los ojos al sufrimiento y el abandono de los pobres y esto lo llevó a una profunda conversión interior. Como resultado, decidió consagrar su vida para servir a los más pobres de los pobres. Era 1617.

San Vicente pronto se dio cuenta de que la mejor manera de servir a los pobres y marginados era trabajar en colaboración con otros. Reunió a un grupo de mujeres con las que comenzó a trabajar. Sin darse cuenta, este grupo sería el primero de decenas de grupos vicentinos que se extenderían por todo el mundo. Este pequeño grupo fue el comienzo de miles y miles de personas que han continuado sirviendo a los pobres.

La extensa Familia Vicentina


Hace veinte años, Sor Betty Ann McNeil, HC, escribió el libro “The Family Tree: A Genealogical Study”.  En esta investigación, Sor Betty Ann identificó a más de 200 comunidades religiosas y asociaciones laicales que fueron fundadas por un Vicentino y/o inspiradas por la espiritualidad de San Vicente de Paúl. El año pasado, la Oficina de la Familia Vicentina (VFO por sus siglas en inglés) retomó este estudio para actualizar las ramas de la Familia Vicentina esparcidas por el todo mundo.

La VFO ha utilizado estos criterios para identificar una Rama de la Familia Vicentina:

  • Establecidos formalmente con:
    • Estatutos / constituciones / normas escritas, y
    • reconocimiento de al menos la autoridad local eclesial
  • Aquellas comunidades o grupos que se han inspirado en San Vicente de Paúl y/o en otros Fundadores de la Familia Vicentina.
  • Se definen a sí mismos como seguidores del carisma Vicentino.

Hasta ahora, la VFO ha encontrado un poco más de 80 ramas en todo el mundo que afirman ser parte de la Familia Vicentina.

¿Por qué no todas las 200 ramas que sor Betty Ann encontró están en esta nueva lista? Hay tres razones:

  1. La Oficina sigue comunicándose con las diferentes ramas. Desde el año pasado la VFO ha estado poniéndose en contacto con los superiores generales y presidentes internacionales de cada rama en todo el mundo. Obtener la información actualizada (nombre del superior general, dirección, número de teléfono, correo electrónico, etc) no ha sido fácil.
  2. Algunas comunidades religiosas han muerto o se han fusionado con otras. Debido a la edad y a la falta de nuevas vocaciones, algunas comunidades, especialmente en Europa, han muerto. Otros se han fusionado perdiendo su relación con la espiritualidad vicentina
  3. Otros no identifican su congregación o asociación en relación con San Vicente. Mientras que muchas de las 200 comunidades religiosas y asociaciones de laicales fueron influenciadas por el carisma vicentino, no todas ellas siguen identificándose como tal.

Y la pequeña semilla de mostaza creció …


Ese pequeño grupo de Caridades fundado en 1617 en Châtillon, Francia, fue la pequeña semilla de mostaza sembrada que se ha convertido en un gran árbol. Dos millones de personas forman parte de la Familia Vicentina. Tal cantidad viene solamente del cielo. San Vicente solía decir que él no era el autor de esta obra y que nunca pensó en eso. Nosotros le creemos. Dios tenía su propio plan:

¡Oh Salvador, oh Salvador! ¿Quién hubiera pensado jamás que las cosas llegarían a la situación en que ahora las vemos? Si entonces me hubieran hablado de ello, habría creído que se burlaban de mí; sin embargo, así era como Dios quería dar principio a lo que ahora veis. Bien, padres, bien, hermanos: ¿llamaréis obra humana a la obra en que nadie había pensado? Pues ni yo, ni el pobre padre Portail lo habíamos pensado; ¡Ay! no lo habíamos pensado, ¡Ay!; estábamos muy lejos de pensar en esto. (SVP, 17/mayo/1658)

¡Si enfocáramos nuestros dones especiales en la colaboranción de  unos con otros, imaginemos el impacto que tendríamos!

La Oficina de la Familia Vicentina comparte esta información con todos aquellos que caminan por los pasos de Vicente, Luisa y otros fundadores vicentinos, esperando puedan ver cuán grande, multicultural, multilingüe y profética es nuestra Familia Vicentina en todo el mundo.

Para acceder a la página de las ramas actualizadas de la Familia Vicentina, haga clic en el siguiente enlace: famvin.org/vfo-en/vincentian-family-branches

Si tiene algunas preguntas, sugerencias, comentarios o desea enviar alguna información de otras ramas, pude escribir al siguiente correo electrónico: francely@famvin.org 

, ,

No comments yet.

Leave a Reply