Sections

Enciclopedia:Efemérides/30 de abril

1655. Conferencia de Vicente de Paúl a los misioneros paúles sobre la ofrenda de nuestras acciones a Dios. Al final de la misma Vicente invita a los misioneros a que a lo largo del día ofrezcan a Dios las principales acciones, aunque por la mañana las hayan ofrecido todas. "¡Oh! ¡qué dicha la de complacer siempre a Dios, de hacerlo todo por amor de Dios y para agradarle! Démonos pues a Dios, Padres, para hacer en adelante todas nuestras acciones por su amor y para complacerle; y, por este medio, nos ocurrirá que todas nuestras acciones por pequeñas que sean, tendrán un gran mérito ante su divina Majestad. ¿No acabamos de oír lo que nos acaban de decir, que es esta pureza de intención la que convierte a todas las acciones en iguales? ¡Dios nos haga la gracia de aprovecharnos bien de todo ello!

1659. Carta de Luisa de Marillac a la superiora del hospital de Nantes, sor Nicolasa Haran: "..., mis queridas Hermanas, ¿que podrían desear sobre la tierra para su salvación que no tengan? Son llamadas por Dios a emplear todos sus pensamientos, palabras y acciones para su gloria; para perfeccionarse en la práctica de sus consejos y no hacer nada contra sus mandamientos, y así, deben sospechar de todos los pensamientos que tengan de apartarse de las vías en que la obediencia las ha puesto, como sería, si les viene al espíritu: ¡Oh!, si estuviera en ese sitio o en tal otro, ¡Oh! ¡me parece que haría bien!... Estén seguras de que es un engaño y que harían más mal. Los espíritus que carecen del todo de fortaleza nunca hacen un buen fondo de virtud porque estas sacudidas les impiden habituarse a la obediencia y a la humildad, a soportar y la práctica de sus reglas. El diablo los tiene siempre en suspenso y estoy tan segura de esto, por tantos ejemplos que he visto en diversos lugares e incluso en Hermanas nuestras que por este medio han perdido la vocación, y otras han permanecido en el embotamiento y la cobardía que les ha hecho estancarse en sus malas inclinaciones y hábitos, que si un ángel viniera a decírmelo desde el cielo no estaría más segura".

1660. Conferencia de Vicente de Paúl en San Lázaro sobre los apegos, en la que se trata de los motivos para apegarse solo a Dios, de los apegos perjudiciales para los misioneros y de los medios para desprenderse de ellos y no apegarse más que a Dios.