Sections

Enciclopedia:Efemérides/28 de marzo

1659. Conferencia de Vicente de Paúl a los misioneros paúles sobre la mansedumbre, en la que desarrolla el artículo 6 del capítulo II de las Reglas comunes. El artículo dice: "Todos estudiarán cuidadosamente la lección que Jesucristo nos ha enseñando al decir: Aprended de mí que soy manso y humilde de corazón+, considerando que, como él mismo asegura, por la mansedumbre se posee la tierra, porque actuando con este espíritu, se ganan los corazones de los hombres para convertirlos a Dios, a lo que el espíritu de rigor pone impedimento, y que por la humildad se adquiere el cielo, adonde nos lleva el amor de nuestra propia abyección, haciéndonos subir, como por escalones, de virtud en virtud, hasta llegar". Vicente aclara que la humildad se tratará en otro momento y explica que la mansedumbre tiene varios actos, que se reducen a tres principales. El primero consta a su vez dos oficios, el de reprimir los impulsos de la cólera y el de manifestar cólera, gritar, reprender o castigar porque es necesario y no por arrebato. El segundo acto es tener una gran afabilidad, cordialidad y serenidad de rostro con las personas que nos abordan, de modo que les sirvamos de consuelo. El tercer acto es no decir nada o excusar al que nos ofende.

1699. Desde San Lázaro, el cuarto superior general de la Congregación de la Misión, P. Nicolás Pierron, dirige una circular a la Congregación para comunicar a todos el breve del papa Inocencio XII, relativo a la condena del libro de Fénelon titulado "Las Máximas de los Santos", al que se acusa de quietismo. El P. Pierron recuerda que la Congregación debe mantenerse al margen de las novedades peligrosas.

1805. Napoleón Bonaparte firma un decreto por el que pone a la Congregación de la Misión y las Sociedades de Misiones Extranjeras y del Espíritu Santo bajo la dirección del Gran Capellán del Imperio, el Cardenal José Fesch.

1897. Muere en la localidad francesa de Montolieu sor Luisa Lequette, trigésimo quinta superiora general de las Hijas de la Caridad, de 1872 a 1878. Al terminar de su segundo trienio, con sesenta y un años, fue a fundar la misión de Etiopía, pero los disturbios de 1884 la obligaron a volver a Francia, donde escribió que había deseado, desde entonces, morir en medio de ese pueblo que tanto amaba.