Sections

Enciclopedia:Efemérides/28 de abril

1656. Conferencia de Vicente de Paúl en San Lázaro sobre los viajes. Es continuación de la iniciada el 21 de abril.

1830. El superior general de la Congregación de la Misión, P. Domingo Salhorgne, rodeado de la comunidad, recibe a la duquesa de Berry, nuera del rey Carlos X, que acude como peregrina ante las reliquias de san Vicente de Paúl.

1856. Sor Catalina Labouré escribe al P. Juan María Aladel sus visiones del corazón de san Vicente en 1830, mientras se encontraba con otras hermanas en la capilla de San Lázaro, en los días de la novena que siguió al traslado solemne de las reliquias del santo: "Cada vez que volvía de San Lázaro lo hacía con mucha pena. Me parecía que encontraba en la Comunidad a san Vicente o al menos su corazón... Tenía el suave consuelo de verlo encima de la pequeña urna en la que las reliquias de san Vicente estaban expuestas... Se me apareció tres veces distintas, tres días seguidos: blanco, color de carne que anunciaba la paz, la calma, la inocencia y la unión: y después lo he visto rojo fuego, lo que debe encender la caridad en los corazones: me parecía que toda la Comunidad debía renovarse y extenderse hasta los confines del mundo; y después lo he visto rojo negro, lo que me ponía la tristeza en el corazón. Me venían entonces tristezas que me costaba superar, no sabía por qué ni cómo... esta tristeza se refería al cambio de gobierno. Sin embargo no he podido evitarme hablar de ello a mi confesor que me ha calmado lo más posible apartándome de todos estos pensamientos". Cinco años después, siguiendo las instrucciones de Catalina Labouré, el pintor Lecerf evocará este recuerdo en un cuadro que se conserva en el Seminario de la Casa Madre y reproduce exactamente la capilla de la época.

1896. Muere en París el paúl P. Francisco Javier Déléens, dejando una reputación de santidad. Nació en Amiens, el 31 de mayo de 1836. Entró en el seminario en 1856. Tras enseñar algunos años en el seminario mayor de Soissons, se quedó ciego hacia los treinta y cinco años. Retirado en la Casa Madre, se consagró al confesionario, convirtiéndolo en un lugar de misión perpetua para un gran número de penitentes, que acudían atraídos por su caridad y su sabia dirección.

1915. En París, comienzan los trabajos para la instalación del teléfono en la Casa Madre de la Congregación de la Misión.