Sections

Enciclopedia:Efemérides/26 de marzo

1697. Muere en París el tercer superior general de la Congregación de la Misión, P. Edmundo Jolly. Nació el 24 de octubre de 1622 en Doue, a unos ochenta kilómetros al este de París, en la diócesis de Meaux. Tras estudiar filosofía y teología en Beauvais, acompañó al embajador de Francia en Roma, el marqués de Fontenay. Durante un retiro, decidió su ingreso en la Congregación de la Misión, que tuvo lugar el 13 de noviembre de 1646. Tras completar su noviciado en San Lázaro, fue ordenado sacerdote el 1 de mayo de 1649 en Roma, donde fue sucesivamente procurador, consultor provincial, superior y visitador. Hábil negociador, fue encargado de importantes gestiones ante los soberanos pontífices que, como las que realizó para lograr la aprobación de los votos de la Congregación de la Misión o la aprobación de la Compañía de las Hijas de la Caridad, acabaron con éxito. La III Asamblea General lo eligió, el 5 de enero de 1673, como segundo sucesor de Vicente de Paúl. Durante su generalato, que duró veinticuatro años, se celebraron tres Asambleas generales, en 1673, 1685 y 1692, el número de miembros de la Congregación aumento en dos tercios (ochocientos catorce sacerdotes y doscientos cuarenta y ocho hermanos más) y los establecimientos pasaron de treinta y cinco a setenta y cinco, siendo veintinueve de ellos nuevos seminarios. Otra línea de acción fue la aceptación de las capellanías y parroquias reales, lo que en algunos casos se consideró como una excesiva vinculación a la monarquía francesa por parte de la Congregación, aunque el P. Jolly no la quería ni galicana ni ultramontana y evitó tomar partido en las tensiones surgidas entre el papado y dicha monarquía. También tuvo que hacer frente a las amenazas de división en la Congregación provocadas por las distintas nacionalidades de sus miembros. Con su ejemplo y con sus directivas, el P. Jolly no solo conservó sino que vivificó el espíritu de san Vicente.