Sections

Enciclopedia:Efemérides/24 de febrero

1653. Conferencia de Vicente de Paúl a las Hijas de la Caridad sobre el Espíritu de la Compañía. Es continuación de las del 2 y 9 de febrero. Vicente comienza haciendo varias preguntas a las hermanas, entre ellas, ¿cuántas y cuáles son las virtudes que componen el espíritu de la Compañía?. Una hermana responde que tres: la caridad, la humildad y la sencillez. Vicente expone una vez más, en atención a las hermanas presentes que no lo conocen, el origen divino de la Compañía. Después enumera los motivos para tener el espíritu de la Compañía. Sigue citando los signos de la caridad, la humildad y la sencillez. Para la primera señala el amor a Dios y a los pobres, no hacer acepción de personas y ser indiferente. Como signos de humildad, menciona tener un bajo concepto de sí misma, quedarse con lo peor, desear siempre ser la última, decir todo el bien que se puede para que su hermana sea nombrada hermana sirviente mientras ella se rebaja para no serlo, turbase cuando se es elogiada. En cuanto a la sencillez, son señales de la misma cumplir las órdenes de los superiores sin preguntar las razones de las mismas, contestar a las preguntas de estos diciendo las cosas tal como se piensan y callarse cuando es preciso, por ejemplo, porque el superior dice que hay que guardar secreto o porque se corre el riesgo de perjudicar al prójimo. Vicente dice que falta hablar de la prudencia, pero lo deja para otra ocasión. Termina considerando los medios para adquirir o conservar el espíritu de la Compañía.

1933. Muere en París, el P. Guillermo Pouget. Nació en la aldea de Morange, en el departamento francés de Cantal, el 14 de octubre de 1847. Era el primero de seis hijos de una familia de modestos agricultores. A los cinco años aprendió solo a leer; a los doce empezó a ir al colegio, pero solamente en invierno, porque el resto del año ayudaba a su padre en el campo; a los quince entró en el seminario menor de San Floro. Fue ordenado sacerdote el 25 de mayo de 1872, siendo destinado como profesor al seminario menor de Évreux. En 1883, se encargó de la dirección del de San Floro, que se encontraba en una situación difícil, pero su inteligencia y bondad trajeron de nuevo la paz. De 1886 a 1888 el P. Pouget enseñó ciencias en Dax y después en París, donde se dedicó a la ciencia, la historia y la Sagrada Escritura. Desde 1873 su vista, afectada por el glaucoma, fue deteriorándose. En 1895 perdió el ojo derecho a causa de la intervención de un oculista y, en enero de 1909, se quedó totalmente ciego. El 20 de julio de 1905, a pesar del apoyo de su superior, se le prohibió enseñar porque se le consideraba demasiado avanzado para su tiempo. A partir de entonces no tuvo alumnos; pero sí discípulos; Entre ellos, Santiago Chevalier, Emmanuel Mounier, Mauricio Legendre y bastantes más. Juan Guitton, con su libro "El retrato del padre Pouget" y Santiago Chevalier, con "Padre Pouget, Logia", darán a conocer al público al P. Pouget.