Sections

Enciclopedia:Efemérides/24 de abril

1816. Muere, en París, el vicario general de la Congregación de la Misión, P. Domingo Francisco Hanon. Nació en 1757 en Saint-Pol-sur-Mer, en la diócesis de Arras. Hasta los quince años vivió en su localidad natal y en Saint-Omer, población perteneciente a la misma diócesis. Entró en San Lázaro el 20 de octubre de 1772. Con veintitrés años enseñó filosofía y teología en el Seminario de Metz, cuyo administración le fue confiada en 1790 por el obispo, Cardenal Luis José de Montmorency-Laval, antes de partir al exilio. El P. Hanon dirigía el Seminario de Amiens cuando, por elección de sus compañeros, el papa Pío VII le nombró, el 14 de octubre de 1807, vicario general de la Congregación con poderes ordinarios y extraordinarios. El P. Hanon tuvo que hacer frente a la reconstrucción de la Congregación de la Misión en Francia. Un primer problema, que no logró resolver a causa de la lentitud y negligencia gubernamentales, fue la carencia de una Casa en París en la que reagrupar a los misioneros dispersos y recibir a los numerosos jóvenes que querían ingresar en la Congregación. Su oposición al deseo del emperador Napoleón de quitar la dirección de la Compañía de las Hijas de la Caridad al superior general de la Congregación para dársela a los obispos, llevó a la supresión de la Congregación en Francia por decreto imperial y a su encarcelamiento durante tres años. El P. Hanon, viendo venir la tormenta, adoptó las disposiciones necesarias para que al menos los establecimientos de España, Italia y Portugal no se viesen afectados. Tras su liberación, el 13 de abril de 1814, el P. Hanon logró pacificar la Compañía de las Hijas de la Caridad, en la que algunas hermanas habían sembrado la división, y consiguió el restablecimiento de la Congregación de la Misión.

1864. En el Berceau-de-Saint-Vincent, lugar de nacimiento de Vicente de Paúl, el superior general de la Congregación de la Misión, P. Juan Bautista Étienne, el Arzobispo de Burdeos, Cardenal Francisco Augusto Fernando Donnet, doce obispos, quinientos sacerdotes, las autoridades civiles y treinta mil peregrinos inauguran la capilla y la obra dedicados al santo.