Sections

Enciclopedia:Efemérides/23 de noviembre

1646. Vicente de Paúl escribe a Miguel Alix, párroco de Aumone, diciéndole: "Pero ¿qué es lo que usted me dice que me ha dedicado usted un libro? Si hubiese usted caído en la cuenta de que soy hijo de un pobre labrador, no me habría usted puesto en esta confusión ni habría cometido con su libro la injusticia de poner en su frontispicio el nombre de un pobre sacerdote que no tiene más excelencia que la de sus miserias y pecados. En nombre de Nuestro Señor, si todavía es posible dedicar esa obra a otro autor, no me cargue usted con esa obligación".

1657. Conferencia de Vicente de Paúl en San Lázaro sobre las virtudes del difunto P. Nicolás Duport, que había fallecido el 24 de julio anterior en Génova, víctima de la peste. En este mismo mes de noviembre se han tenido conferencias sobre el P. Antonio Tratebas, el día 9, y sobre el P. Francisco Vincent, el 16, fallecidos por la misma causa. El 31 de agosto fue la conferencia sobre el primero de los fallecidos a causa de su dedicación a los apestados en Génova, el P. Juan Ennery. La conferencia sobre el superior de la casa, Esteban Blatiron, que falleció el mismo día que el P. Duport, tendrá lugar el 4 de enero de 1658.

1660. Los miembros de las Conferencias de los Martes organizan un servicio fúnebre por Vicente de Paúl, su fundador, en la parroquia real de San Germán l'Auxerrois. Si se ha esperado casi dos meses es porque el orador, encargado de pronunciar el elogio fúnebre, Mons. Enrique de Maupas de Tour, obispo de Puy, ha pedido tiempo para prepararlo. Este primer panegírico en honor de Vicente de Paúl dura, sin llegar a pronunciarse completo, dos horas. Bossuet, que está presente, lo recordará en sus testimonios escritos sobre las virtudes de Vicente de Paúl y se referirá al numeroso y célebre auditorio que lo escuchó con extraordinaria atención y a las lágrimas que se vertieron, particularmente, al hablarse de la humildad profunda y la incomparable caridad hacia los pobres del siervo de Dios.

1692. El Obispo de Chartres da el reglamento y se firma el contrato sobre el establecimiento de los misioneros paúles en Saint-Cyr. En realidad desde hace dos años, se ocupan de la dirección espiritual de las "Señoritas" llamadas de "San Luis" para las que Mme. de Maintenon ha abierto en esa lugar un pensionado de educación. El superior general, P. Edmundo Jolly, que se resiste a dedicar sus sacerdotes a esta obra, se decide a hacerlo cuando se acepta que los seis sacerdotes y tres hermanos que estarán ligados a ella podrán dedicarse también a las misiones.

1848. Doce hijas de la Caridad salen de la Casa Madre de París para embarcarse rumbo a Brasil para establecer allí la pequeña Compañía. Embarcarán en el Stella Matutina el 28 de noviembre e irán acompañadas de seis sacerdotes y tres hermanos de la Congregación de la Misión. El viaje por mar durará sesenta días.