Sections

Enciclopedia:Efemérides/23 de febrero

1650. Carta de Vicente de Paúl a sor Juana Lepeintre, superiora del hospital de Nantes, en la que otras cosas le dice que "la dirección espiritual es muy útil; es un lugar de consejo en las dificultades, de ánimo en las contrariedades, de refugio en las tentaciones, de fuerza en los agobios: es, en fin, una fuente de bienes y de consuelos, cuando el director es verdaderamente caritativo, prudente y experimentado. Pero ¿sabe usted que allí donde los hombres faltan, comienza el auxilio de Dios? Él es el que nos instruye, nos fortalece, que nos es todo y que nos lleva hacia Él por sí mismo. Si no permite que tenga un padre espiritual al que pueda recurrir en todas las ocasiones, ¿cree usted que es para privarla de la dirección espiritual de tal padre? De ningún modo. Al contrario, es nuestro Señor el que se pone en su lugar y tiene la bondad de dirigirla".

1653. Conferencia de Vicente de Paúl en San Lázaro sobre la tibieza, las razones para temer caer en dicho estado y ver si no estamos en él, las señales de que estamos en él y los medios para salir de él o evitarlo.

1657. Conferencia de Vicente de Paúl en San Lázaro sobre la santa misa. Para los sacerdotes, las razones que obligan a celebrarla bien, las faltas que se comenten y los medios y remedios para las mismas; para los clérigos y hermanos, los motivos para oírla bien, las faltas y los medios. La conferencia continuará el 2 de marzo.

1926. Muere en París, donde se encontraba para representar a la China meridional en la Asamblea Sexenal, el vicario apostólico de Ning-Po, el paúl Mons. Pablo María Reynaud, decano de los obispos de China. Nació el 12 de abril de 1854 en Saint-Croix-en-Jarez, en el departamento francés de Loira, y llevaba cuatro años en China cuando fue designado vicario apostólico de Chekiang, siendo consagrado Obispo de la sede titular de Fusala el 29 de junio de 1884. Por entonces el vicariato contaba con más de veinte millones de habitantes de los que cinco mil eran cristianos y unos quince sacerdotes. En 1925, a pesar de que el territorio del vicariato se había reducido en dos ocasiones, en 1910 y en 1924, pasando a denominarse de Chekiang Oriental, primero, y de Ning-Po, después, contaba con cincuenta mil católicos y cincuenta y dos sacerdotes, de los que treinta y cuatro eran nativos. Durante este tiempo, Mons. Reynaud socorrió a todos los necesitados: a los afectados por el incendio de Ning-Po, en 1898; a los hambrientos de Shaohing, en 1912; a los damnificados por las inundaciones en el norte de China, para los que solicitó ayudas a los demás obispos y a la Santa Sede, llegando a vender la cadena de oro su cruz pectoral.