Sections

Enciclopedia:Efemérides/20 de septiembre

1636. En Senlis, a petición del rey Luis XIII, los misioneros predican a los soldados. El Rey ha tenido que improvisar un ejército para hacer frente a las tropas españolas de Flandes que, avanzando por Picardía, se acercan a París. Vicente de Paúl cuenta que a mediados de agosto, se han formado, en menos de ocho días, en San Lázaro, convertido en lugar de reagrupamiento de reclutas, setenta y dos compañías, lo que supone unos diez mil hombres. En este 20 de septiembre, los misioneros han confesado ya a cuatro mil soldados. La misión durará seis semanas más.

1642. Carta de Vicente de Paúl al superior de Annecy, P. Francisco Dufestel, en la que le dice: "Y como insiste usted en que se introduzca en la compañía el quitar y cambiar superiores con mayor frecuencia, y me ruega que empiece por usted, y que le permita obedecer en la misma casa que hasta ahora ha dirigido, doy gracias a Dios por las luces que le ha dado en este caso y tal como usted desea, empezaremos por usted. Haga el favor, por tanto, de presentar su dimisión en el primer capítulo que tenga y entregue su cargo en manos del padre Guérin, a quien ruego que lo acepte, y a la compañía que lo mire a él en Dios y a Dios en él, y que le obedezca del mismo modo. Y como él será nuevo en este cargo y es preciso que se vea asistido por los consejos de usted, le suplico que le haga ese favor y a él que le consulte en todas las cosas. Será conveniente, antes de llevarse a cabo, que le diga usted las pequeñas máximas de la dirección y en especial esta: que hay que ser firme e invariable en el fin, pero manso y humilde en los medios, aunque yo lo practique tan mal".

1650. Carta de Luisa de Marillac a sor Cecilia Angiboust, que está en Angers. El final dice: "Bien sabe que los cargos no deben ejercerse con absolutismo, sino con caridad y que somos Hermanas Sirvientes, lo que quiere decir que hemos de cargar con el trabajo más duro tanto de espíritu como de cuerpo, y aliviar lo más que podamos a nuestras queridas Hermanas que siempre tendrán bastante con soportarnos, a veces, en nuestros momentos de mal humor y otras a causa de la repugnancia que la naturaleza y el maligno espíritu les inspiren".

1658. Conferencia de Vicente de Paúl a los misioneros paúles sobre el silencio, continuación de la del pasado 13 de septiembre sobre el mismo tema. Se tratan tres puntos: los motivos para guardarlo exactamente, los tiempos y lugares donde debe observarse más y las faltas en contra; los medios para ello. Vicente da como motivos para observar la virtud del silencio: que por él Dios es glorificado; los grandes bienes que revierten sobre la Compañía por guardarlo, pues se evitan las perdidas de tiempo que supone hablar en cosas inútiles o perjudiciales; según la máxima de los santos, todo va bien en la casa o comunidad donde se observa el silencio y, al contrario, todo va mal cuando no se guarda. Los lugares donde se debe guardar especialmente el silencio son: la iglesia, el refectorio, el dormitorio y el claustro. El tiempo es desde una recreación hasta el siguiente. Como medios para que cada uno guarde el silencio, Vicente propone adoptar una resolución firme de practicar esta virtud y ello a partir de mañana. Otro medio al que habrá que llegar es que, del mismo modo que una persona recorre las habitaciones para ver si todos están levantados y participan en la oración de las cuatro y media de la mañana, alguien de la Compañía deberá ir por toda la casa para contar al superior lo que ocurre.

1720. Mueren en Marsella siete misioneros paúles cuidando a los apestados.

1951. Muere en Nimega el paúl holandés Enrique Romans. Recibido en el Seminario interno de París el 30 de septiembre de 1887, fue ordenado sacerdote en 1894. Destacó en Sagrada Escritura, de la que fue profesor en el seminario de Amiens. En 1921 se convirtió en el primer Visitador de Holanda, provincia que, en sus once años de gobierno, tuvo un florecimiento rápido y duradero. Gracias a él Bolivia, Java y el vicariato de Yungpingfou, en China, contaron con numerosos misioneros. Trasladó la Casa Central a Nimega, la ciudad más antigua de los Países Bajos. Cansado, presentó su dimisión en 1932, pero fue nombrado asistente del superior general, P. Carlos Souvay, desempeñando este cargo durante catorce años. El resto de su vida lo pasó en Nimega, en un retiro laborioso.

1954. Se reorganizan las Provincias de las Hijas de la Caridad en Francia: las Visitadoras ya no serán simples inspectoras, sino que tendrán los mismos poderes que las de otras naciones.