Sections

Enciclopedia:Efemérides/18 de mayo

1657. Conferencia de Vicente de Paúl en San Lázaro sobre el Espíritu Santo, en la que se trata de las razones para pedir a Dios que nos de la plenitud de su Espíritu, las señales por las que se puede reconocer que es el Espíritu Santo el que actúa en nosotros y los medios para participar de los dones y operaciones del Espíritu Santo.

1829. En París, la XVII Asamblea General de la Congregación de la Misión elige al duodécimo superior general. La Asamblea está formada por personas mayores, venerables supervivientes de la Revolución, muchas de las cuales han experimentado los sufrimientos del exilio. El vicario general, P. Domingo Salhorgne, ha dado lectura, el 15 de mayo, primer día de la Asamblea, al rescrito pontificio que ha conseguido por el que se permite ignorar el requisito establecido en las Constituciones de que el superior sea elegido entre los miembros de la Congregación que hayan emitido sus votos al menos doce años antes. Es, sin duda, una maniobra del vicario para tratar de orientar la atención de los electores hacia el joven Juan Bautista Étienne a la vez que la desvía de si mismo. Pero la Asamblea manifiesta su decisión de cumplir las Constituciones y elige casi por unanimidad y a pesar de las protestas con las que este interrumpe el escrutinio al P. Domingo Salhorgne. Tiene setenta y tres años y su generalato durará seis años y tres meses. La Asamblea designa como asistentes a los padres Pedro Le Go, José Boulangier, Juan Francisco Richenet y Francisco Antonio Baccari. Los dos primeros ya fueron asistentes durante el breve mandato del anterior superior general, P. Pedro de Wailly. El P. Richenet es el visitador de Francia y el P. Baccari, que había sido nombrado por el papa Pío VII, en 1821, vicario general de los Sacerdotes de la Misión y las Hijas de la Caridad, cuyas casas estuvieran fuera de Francia, había vuelto a ser el visitador de Roma tras la elección del P. de Wailly como superior general, en 1827. Durante el generalato del P. Salhorgne tendrá lugar el traslado de las reliquias de san Vicente de Paúl y la revolución de 1830, que hará temer el retorno de los grandes disturbios de 1789. La Asamblea de 1835 aceptará la dimisión que presentará por motivos de salud.