Sections

Enciclopedia:Efemérides/16 de enero

1644. Confirmación de Vicente de Paúl como Capellán general de las galeras con poder de destituir a cualquier capellán y nombrar a otros, para delegar su autoridad en el superior de los misioneros paúles de Marsella y nombramiento para el futuro del superior general de la Congregación de la Misión como Capellán general de las galeras del Rey.

1827. El papa León XII firma el breve que nombra al P. Pedro de Wailly superior general de la Congregación de la Misión y de las Hijas de la Caridad. El anterior superior general, P. Félix Cayla de la Garde, había muerto hacía veintisiete años y, desde entonces había habido dos vicarios generales, uno que residía en París para Francia, los países de misión y las Hijas de la Caridad, y otro que residía en Roma para los misioneros paúles del resto del mundo. De esta ruptura de la unidad de gobierno, es responsable el P. Carlos Domingo Sicardi, asistente del P. Cayla, que cuando el vicario general legítimamente designado, el P. Francisco Florentino Brunet, dejó Roma para trasladarse a París, obtuvo del papa Pío VII el título de vicario general, a sus setenta y cinco años. El coadjutor y sucesor que el P. Sicardi se ha dado, el P. Francisco Antonio Baccari, ha contribuido a mantener esta situación. Sin embargo la gran mayoría de los misioneros italianos no está de acuerdo y, actuando como interprete de los mismos, el P. José Baldeschi, maestro de ceremonias del papa, le ha pedido a este último que el vicario general de París sea el único jefe de la Congregación. Por otro lado, el gobierno del rey de Francia, Carlos X, ha apoyado las gestiones que el vicario general de París, P. Carlos Vicente de Paúl Cathelin Boujard, ha realizado en el mismo sentido ante la sede romana. El papa León XII ha pedido su dimisión a los dos vicarios y, ante la imposibilidad de realizar una Asamblea General, ha nombrado, con este breve, al superior del seminario de Amiens, P. Pedro de Wailly, como único superior general de la Congregación de la Misión y de las Hijas de la Caridad, cesando a la vez a los dos Vicarios. En el breve el Papa precisa que solo por esta vez designa él mismo al superior general.