Sections

Enciclopedia:Efemérides/12 de noviembre

1653. Recomendaciones de Vicente de Paúl a las tres hijas de la Caridad que van destinadas al hospital de Nantes: "El Obispo de Nantes dice que sois religiosas, porque le han dicho que hacéis votos. Si os habla de esto, respondedle que no sois religiosas. Sor Juana, que es la hermana sirviente, le ha dicho: Monseñor, los votos que hacemos no nos convierten en religiosas, porque son votos simples, que puede hacer cualquiera, incluso viviendo en el mundo+. En efecto, no puede decirse que las Hijas de la Caridad sean religiosas, ya que si lo fueran, no podrían ser Hijas de la Caridad, pues para ser religiosas hay que vivir en el claustro. Las Hijas de la Caridad no podrán jamás ser religiosas; ¡maldición al que hable de hacerlas religiosas!".

1655. Vicente de Paúl escribe al superior de Roma, P. Esteban Blatiron, y le dice: "Doy gracias a Dios por los actos extraordinarios de devoción que piensan ustedes hacer para pedirle a Dios, por intercesión de san José, la propagación de la compañía. Ruego a su divina bondad que los acepte. Yo he estado más de veinte años sin atreverme a pedírselo a Dios, creyendo que, como la congregación era obra suya, había que dejar a su sola providencia el cuidado de su conservación y de su crecimiento; pero, a fuerza de pensar en la recomendación que se nos hace en el evangelio de pedirle que envíe operarios a su mies, me he convencido de la importancia y utilidad de estos actos de devoción".

1851. En París, tres sacerdotes austriacos ingresan en la Congregación de la Misión con el fin de establecerla en Austria. Sería más correcto hablar de restauración porque, entre 1760 y 1762, tres seminarios del territorio austro-húngaro habían sido confiados a los Sacerdotes de la Misión; pero, menos de cinco años después tuvieron que irse a causa de las persecuciones y su recuerdo estaba olvidado. Los nuevos miembros de la Congregación son Carlos de Avernas, y los dos condes Clemente y Fernando de Brandis. Les pasó algo parecido a lo que ocurrió con la fundación de la Congregación; después de la homilía de Folleville, la Sra. de Gondi se puso en contacto con varias órdenes religiosas para hacer su fundación apostólica; de la misma forma estos tres sacerdotes llamaron, en vano, a la puerta de los redentoristas de Baviera. Entonces, un sacerdote, el P. Klaischer, que era confesor de la Hijas de la Caridad de Graz, les aconsejó que hicieran lo mismo que se había hecho en Colonia: varios sacerdotes de esta ciudad, para introducir la Congregación en su país, habían entrado en el seminario interno de París. En agosto de 1852, los tres sacerdotes dejarán París e instalarán la Misión en Graz.

1853. En Burdeos, treinta hijas de la Caridad y tres paúles se embarcan con destino a Chile para comenzar allí las obras de la familia vicenciana.