Sections

Enciclopedia:Efemérides/12 de enero

1633. Bula "Salvatoris Nostri" del papa Urbano VIII aprobando la Congregación de la Misión. Vicente de Paúl ha visto, por fin, cumplidos sus anhelos, después de la autorización episcopal dada por el Arzobispo de París, Juan Francisco de Gondi el 24 de abril de 1626 y las cartas patentes dadas por el rey Luis XIII en 1627. Dos súplicas enviadas a Roma en 1628 habían sido rechazadas, por lo que Vicente decidió designar a una persona capaz de llevar adelante las delicadas negociaciones. Para esta tarea eligió al P. Francisco du Coudray, que fue enviado a Roma con las líneas a seguir, que eran, primero, mostrar la utilidad de la pequeña Compañía para la santificación de los campos y, luego, obtener cinco cosas fundamentales: 1º los obispos tendrán libertad para emplear a los misioneros en la parte de su diócesis que les convenga; 2º durante el tiempo de misión los misioneros se someterán al párroco del lugar; 3º los misioneros no ejercerán su ministerio en las ciudades en las que haya arzobispado, obispado o presidial; 4º las misiones se darán gratuitamente; 5º la Compañía estará bajo la completa dependencia de su superior. La primera parte de la bula recoge todas las peticiones de Vicente de Paúl y, en la segunda, el soberano pontífice delega en el arzobispo de París y sus sucesores la aprobación, en nombre y con la autoridad de la Santa Sede, de las reglas y constituciones que le sean presentadas.

1640. Carta de Vicente de Paúl a Luisa de Marillac sobre una reunión de las Voluntarias de la Caridad a la que asisten "la señora princesa y la señora duquesa de Aiguillon. Nunca he visto una reunión tan numerosa, ni tanta modestia al mismo tiempo. Se tomó la decisión de recibir a todos los niños expósitos. Puede usted imaginarse, señorita, que no nos olvidamos de usted".

1658. Carta de Jacobo Benigno Bossuet aceptando colaborar en la misión que Vicente de Paúl preparaba para que diera en Metz la "Conferencia de los Martes". La misión de Metz fue una de las más célebres que hizo dar Vicente de Paúl, tanto por la calidad y el número de los misioneros que participaron en ella, como por la importancia de los resultados. La preparó Bossuet, la dirigió Luis de Chandenier, abad de Tournus, y colaboraron en ellas personajes como Homero de Champin, Nicolás Gédoyn, Claudio de Chandenier, abad de Moutiers-Saint-Jean, y otra quincena de eclesiásticos ilustres. Del 6 de marzo al 22 de mayo, los habitantes de la vieja ciudad lorenesa asistieron a las predicaciones de estos misioneros".