Sections

Enciclopedia:Efemérides/11 de agosto

1659. Conferencia de Vicente de Paúl a las Hijas de la Caridad sobre los artículos veinticuatro a veintisiete de las Reglas Comunes. El veinticuatro dice: "Las que vivan en pueblos alejados de la casa de la superiora y como consecuencia no puedan ir tan a menudo como las que están cerca, se presentarán para todo lo que se ha dicho cuando puedan cómodamente, de modo que las que estén alejadas una o dos jornadas, tratarán de ir al menos una vez, una después de la otra, para hacer allí su retiro. Pero antes pedirán permiso por cartas o de otra manera. En cuanto a las otras, que están mucho más alejadas, como serían sesenta u ochenta leguas, o así, no se moverán del lugar, salvo que se les mande. Y en lo que se refiere a sus retiros, conferencias, confesiones del mes, comunicaciones y otros socorros espirituales, recurrirán a los directores ordinarios, que se les darán a estos efectos en el lugar. Y cuando haya uno extraordinario para visitarlas durante algunos días, se dirigirán a él para todo lo dicho". El veinticinco comienza: "Si, después de haber cumplido todo lo prescrito por el reglamento, les queda tiempo y no tienen que hacer, en particular coser o hilar, se lo pedirán a la superiora o a la hermana asistente, etc.". El veintiséis: "Aunque haya que hacer lo posible para observar exactamente todos estos reglamentos, y también el orden del empleo de la jornada, una hermana no debe sentir escrúpulos por cambiar las horas e incluso dejar de hacer algunas cosas cuando las necesidades extraordinarias de los enfermos o de los niños u otras semejantes lo requieran, etc.". Por último el veintisiete dice: "Leerán o escucharan leer los reglamentos, incluidos los de sus oficio, una vez al mes, si se puede cómodamente, examinándose sobre ellos para ver si se han practicado bien o no, a fin de dar gracias a Dios por lo uno y pedirle perdón por lo otro".

1703. En París, la VII Asamblea General de la Congregación de la Misión, que con veintiséis miembros se ha iniciado el 8 de agosto, elige como quinto superior general al P. Francisco Watel. Algunos personajes de fuera, que esperaban que la elección recayese en el párroco de Versalles y secretario de la Asamblea, P. Francisco Hébert, se sentirán decepcionados con la decisión y, para consolarse, harán que se le nombre Obispo de Agen. A pesar de su aspecto saludable, el nuevo superior general, que tiene cincuenta y dos años, morirá siete años después.