Sections

Enciclopedia:Efemérides/10 de diciembre

1656. Carta de Vicente de Paúl a un hermano coadjutor que dice haber recibido de Dios gracias que comunicar a los demás y que pretende dedicarse a la predicación. Vicente le responde que se trata de una sugestión del espíritu maligno y le dice que, si desea tener una vida agradable a Dios, se humille y permanezca en paz con sus pequeños empleos corporales y los ofrezca, si quiere, a Dios con sus oraciones y penitencias, para la conversión de los pecadores, la propagación de la fe y la práctica de las virtudes cristianas. Sigue un fragmento de la carta: "Cuando Nuestro Señor preguntó a san Pedro si le amaba, este pobre apóstol casi no osaba decir que sí; respondió solo: Tú lo sabes, Señor+. Y usted, sin esperar a que se le pregunte, dice que su amor es tan grande que es capaz de abrazar al mundo entero. Es esta una exageración que llega hasta la falsedad y que procede de una presunción inaudita. Jesucristo amó a su Padre más que lo amarán nunca todas las criaturas juntas, y sin embargo su amor no tuvo el efecto que usted se promete para el suyo, pues abrazó a muy pocas personas; a pesar de que habló a los judíos, que eran el pueblo de Dios, que sus palabras eran palabras de vida y que hizo grandes milagros ante ellos para iluminar sus espíritus y enardecer sus voluntades, ellos permanecieron, con todo, al menos la mayor parte, tan fríos y endurecidos como antes. Más aún, hizo falta que fueran doce apóstoles y un gran número de discípulos, todos ellos animados del espíritu de Dios, para dar a conocer y amar a Jesucristo en la tierra; y usted tiene el atrevimiento de decir que su amor basta para hacer esto".

1659. Luisa de Marillac escribe a sor Nicolasa Haran unos puntos sobre las Visitas canónicas: "Ruego a todas nuestras Hermanas que hagan gran aprecio de la merced que Dios les hace mandando hacer la Visita de su parte, y que se dispongan a hacer su comunicación con verdad y sencillez de corazón, para gloria de Dios y no buscando la satisfacción personal ni ningún otro fin, como lo espero de todas en general".

1880. Muere en Turín el P. Marco Antonio Durando, que será beatificado por el papa Juan Pablo II el 20 de octubre de 2002. Nació en Mondovi el 22 de mayo de 1801. Entró en la Congregación de la Misión en 1818, siendo ordenado sacerdote el 12 de junio de 1884. En sus primeros años de sacerdocio predicó numerosas misiones populares. En 1833 fue nombrado director de la Provincia de Turín de la Compañía de las Hijas, que bajo su dirección experimentó un gran crecimiento, extendiéndose por Emilia, Liguria, Lombardía, Piamonte, Cerdeña e incluso la Suiza italiana. En 1837 fue nombrado Visitador de la Provincia del Norte de Italia de la Congregación de la Misión, cargo que desempeño hasta su muerte, dedicándose a la organización de la Congregación y la predicación de ejercicios espirituales a los sacerdotes y clérigos de la diócesis de Turín. También fue director espiritual de numerosos clérigos y laicos. Fundó en 1865 la Compañía de la Pasión de Jesús Nazareno, más conocida como las "Hermanas Nazarenas", para jóvenes que, deseosas de consagrarse a Dios, carecían de algunos requisitos canónicos para entrar en las comunidades religiosas, encomendándoles la tarea de servir a los enfermos en su domicilio, día y noche.

1939. En Estambul el Delegado apostólico, Mons. Roncalli, que el 28 de octubre de 1958 se convertirá en el papa Juan XXIII, predica la homilía final del triduo que se estaba celebrando para conmemorar la llegada de las Hijas de la Caridad a Estambul. En esa fecha eran ya, después de un siglo, mil seiscientas hijas de la Caridad, de las cuales doscientas cincuenta y cinco eran nativas.