Sections

7 de junio de 1627

En París, la aprobación de la Congregación de la Misión por el Rey no es del agrado de los párrocos de la capital, que encargan a su síndico, Esteban Le Tonnelier, párroco de San Eustaquio, la presentación ante el Parlamento de sus reivindicaciones, antes de que sean refrendadas las Cartas reales. Los párrocos piden garantías contra las posibles intromisiones de la nueva sociedad religiosa y que los Sacerdotes de la Misión "renuncien a cualquier empleo en las parroquias e iglesias de todas las ciudades del reino" y no entren en ninguna iglesia más que "por misión expresa del obispo de la diócesis" y con el permiso del párroco. De hecho, los Sacerdotes de la Misión habían aceptado de antemano estas condiciones que ya figuraban en el contrato de fundación. A principios de mayo o junio de 1627, el Parlamento, menos suspicaz que los párrocos de París, ordena el registro de las Cartas de aprobación.