Sections

7 de febrero de 1856

En París, en la casa de la calle de l'Epée-de-Bois, de la que era superiora desde 1815, muere Juana María Rendu, en religión sor Rosalía tras recibir los últimos sacramentos el día anterior. En medio de los sufrimientos que padeció en sus últimos meses de vida y de la ceguera casi total que la afectaba desde mediados de 1854, en lugar de replegarse sobre ella misma, se unía admirablemente a Jesús sufriente y pensaba más que nunca en sus pobres. Un desfile ininterrumpido de ricos y pobres acudirá a la capilla ardiente. El Arzobispo de Lyón, Cardenal Luis Santiago Mauricio de Bonald, acudirá a rezar; el Arzobispo de Rouen, Mons. de Louis Blanquart de Bailleul, hará que su cruz pectoral toque el cuerpo de la hermana. Los restos de sor Rosalía serán inhumados por segunda vez para ser depositados en una tumba particular del cementerio parisino de Montparnasse ofrecida por la generosidad popular. Rosalía Rendu será beatificada por el papa Juan Pablo II el 9 de noviembre de 2003.