Sections

5 de julio de 1688

En Argel, muere el P. Miguel Montmasson con los miembros atados en forma de cruz de San Andrés a la boca de un cañón. En 1664, ya sacerdote, entró en San Lázaro y casi inmediatamente fue destinado a Madagascar. Junto con cinco sacerdotes y dos hermanos, se embarcó en noviembre de 1664 con destino a la gran isla, a la que no llegó hasta el 25 de agosto del año siguiente. Ante las adversas condiciones que vivían en la isla, el superior general, P. Renato Alméras, les pidió, en 1672, que regresasen a Francia. El P. Monmasson llegó cuatro años después, tras mil peripecias, siendo asistente en el Hôtel Royal des Invalides y en Versalles, ganándose la estima de todos incluido el rey Luis XIV. Conocida la terrible muerte en Argel del P. Juan Le Vacher, atado a la boca de un cañón que fue disparado el 29 de julio de 1683, el superior general, P. Edmundo Jolly, pensó inmediatamente en el P. Montmasson como sucesor de aquel. En 1685, es designado por la Propaganda Fide como vicario apostólico delos reinos de Argelia, Túnez y Bicerte. Una vez en Argel, se esfuerza por animar a los pocos sacerdotes que se dedican a los esclavos. El rey Luis XIV, al que los argelinos habían contrariado en varias ocasiones, envía al mariscal d'Estrées a bombardear Argel. El pachá de Argel, Mezzomorte, responde inmolando numerosos cristianos, entre los que se encuentra el P. Miguel Montmasson, que muere sin que el horror del suplicio le haga dar ni un grito.