Sections

31 de diciembre de 1876

Hacia las siete de la noche, muere sor Catalina Labouré, a los setenta y seis años de edad, en el hospicio de Enghien de París, en la que, con toda sencillez y en el anonimato, ha servido a los ancianos durante los cuarenta y cinco últimos años. Tras recibir los últimos sacramentos, renueva sus votos como Hija de la Caridad y distribuye pequeños paquetes de "Medallas Milagrosas" para que sean entregados a las personas que indica. Entre sus últimas frases dice que la Virgen está apenada porque no se hace suficiente caso del tesoro que ha dado a la Comunidad con la devoción a la Inmaculada Concepción.