Sections

2 de junio de 1658

Conferencia de Vicente de Paúl a las Hijas de la Caridad sobre la cordialidad, el respeto y las amistades particulares, en que se trata de los artículos 39 y 40 de las Reglas. El primero se refiere a que no deben mostrar demasiada cordialidad ni complacencia al hablar con nadie, particularmente si se trata de personas del otro sexo. El artículo 40 dice: "Aunque deban amarse mutuamente, evitarán las amistades particulares, que son tanto más peligrosas cuanto menos lo parecen, porque ordinariamente se las cubre con el manto de la caridad, no siendo, sin embargo, más que una afección de la carne y la sangre. Por eso huirán de ellas tanto o más que de las enemistades, ya que estos dos extremos viciosos son suficientes con el tiempo para perder la Compañía". Vicente dice que la primera regla les pide que se esfuercen en adquirir la virtud de la cordialidad, mostrando la alegría que les produce encontrar a una persona con palabras y con el rostro, pero sin llegar a abrazarla, sobre todo si es un hombre, porque el exceso de cordialidad, al igual que su escasez, es un vicio. Añade que a la virtud de la cordialidad hay que unir la del respeto. Sobre las amistades particulares, Vicente distingue dos clases de amor: el humano y el cristiano. El último es de la razón y en el caso de las Hijas de la Caridad lleva a amar a todo el mundo por amor a Dios, comenzando por las hermanas, extendiéndolo a los pobres y a todo prójimo. El amor humano se debe a la inclinación que se siente por una persona y Vicente cita al Obispo de Ginebra que lo asemejaba al de las bestias. Este es el amor que la regla prohíbe.