Sections

28 de julio de 1655

En la repetición de oración, Vicente de Paúl advierte a la Congregación que viene observando que algunos no hacen con la reverencia interior y exterior que es debida la genuflexión ante el Santísimo Sacramento del altar. Vicente da como motivos para hacerla el ejemplo del Hijo de Dios, que se postró rostro en tierra en el huerto de los Olivos, y el ejemplo de algunas congregaciones religiosas. Cita también el ejemplo que se debe dar a las personas que pasan por San Lázaro. Vicente dice que él, a causa de su edad y la enfermedad de sus piernas, no ha dado el ejemplo que debía, pero, si ve que la Congregación no se corrige, se esforzará en hacerlo lo mejor que pueda. Acepta que los ancianos, a partir de sesenta y cinco años, y los enfermos tienen alguna excusa, pero para los demás no conoce ninguna.