Sections

27 de julio de 1918

En Ourmiah, Archad Homayoun, jefe musulmán, entra en la habitación del delegado apostólico de Persia, Mons. Santiago Emilio Sontag, que le había salvado y hospedado, y le dice que va a hacer que lo fusilen. Mons. Sontag estaba rezando, pues los kurdos, que son la vanguardia del ejército turco, han entrado en la ciudad y no se hace ilusiones sobre lo que va a suceder. Al salir, ve llorar junto a su puerta a mujeres arrodilladas; se detiene y le da su cruz pectoral a una de ellas. Ya en el patio de la iglesia, el delegado apostólico es abatido de dos disparos. A algunos metros de distancia, otro paúl, el P. Natanael Dinkha, es masacrado a sablazos. Dos más, los padres Miraziz y L'Hôtellier, y miles de cristianos también van a ser víctimas de la furia de los kurdos. Mons. Sontag nació el 7 de junio de 1869 en Dinsheim, en la diócesis de Estrasburgo y entró en el seminario interno de la Congregación de la Misión el 24 de septiembre de 1887. Su consagración episcopal tuvo lugar el 28 de agosto de 1910 en París, en la capilla de la Casa Madre. Antes de ello ya había trabajado en Persia como profesor y enseñando el catecismo y había sido director del colegio de Teherán.