Sections

27 de julio de 1662

Desde París, el superior general de la Congregación de la Misión, P. Renato Alméras, primer sucesor de Vicente de Paúl, envía una circular a la Congregación en la que expresa su alegría por la unanimidad con la que todas las casas son partidarias de poner de una forma especial a la Congregación bajo la protección de la Santísima Virgen, expone como debe ser la devoción a la misma de los hijos del señor Vicente y formula en los siguientes términos la conclusión práctica: "Renovar todos los años, el día de su gloriosa Asunción, una oblación común de nuestros corazones, llenos de reverencia, de veneración y de confianza en su bondad maternal, para ser considerados dignos de ser presentados por ella a su Hijo Nuestro Señor, como víctimas completamente consagradas al amor de Dios y del prójimo". Con la circular se adjunta el texto del acto de consagración que, desde entonces, se repetirá cada 15 de agosto en todas las casas de la Misión.