Sections

27 de febrero de 1916

Muere en París el P. José María Angéli. Nació el 15 de enero de 1840 en un pueblecito de Córcega llamado Aïti. Estudió en el Seminario Menor de Ajaccio. Pasó dos años en los Oblatos de María, en Marsella; pero las muertes, uno tras otro, de su padre, su madre, su tío sacerdote y su hermana mayor, parecieron afectar a su salud; se le devolvió a su tierra natal. Ordenado sacerdote en Ajaccio, profesó en el Seminario Menor durante cinco años. Entonces su superior fue nombrado Obispo de Ajaccio y lo eligió como secretario y, hacia 1877, le hizo canónigo titular. Posteriormente sus compatriotas, sin advertírselo, le eligieron consejero general. Viéndose amenazado de convertirse en Obispo de Ajaccio y atraído por las misiones y porque la Virgen les había confiado la difusión de la Medalla Milagrosa, llamó a la puerta de San Lázaro. El P. Angéli tenía cuarenta y cuatro años cuando entró en el Seminario. Tras su año de prueba, fue a enseñar Sagrada Escritura a Cambrai, donde pronunció sus votos el 27 de noviembre de 1886. A partir de 1894, fue subasistente en la Casa Madre. Imprimía, en los que acudían a su dirección espiritual, sentencias de estilo personal como "la pena de vivir sin placer, bien vale el placer de morir sin pena" o "!El cielo está muy alto¡Pero!el infierno está tan caliente!". En su afán de apostolado, emprendió una obra de divulgación religiosa que se plasmó en la realización de más de ciento cincuenta opúsculos sobre temas de piedad, lo que le convirtió en el escritor más prolífico de la Congregación de la Misión. Al morir el hermano José Génin, el P. Angéli se encargó de la Obra del Beato Perboyre para ayudar a las Misiones.