Sections

27 de abril de 1659

Conferencia de Vicente de Paúl a las Hijas de la Caridad sobre las virtudes de sor Bárbara Angiboust, fallecida el 27 de diciembre de 1658 en el Hôtel-Dieu de Châteaudun, donde servía a los enfermos. Fue recibida, con veintinueve años, en la Compañía por Luisa de Marillac el 1 de julio de 1634. Formó parte del grupo de las primeras que hicieron votos perpetuos en la Compañía, el 25 de marzo de 1642, junto con Luisa de Marillac y otras tres hermanas. Fue superiora de las casas fundadas en Saint-Germain-en-Laye (1638), Richelieu (1638), Saint-Denis (1645), Fontainebleau (1646), Brienne (1652), Bernay (1655) et Châteaudun (1657). En 1641 dirigió a las hermanas que estaban al servicio de los galeotes. Vicente comienza preguntando los motivos para hablar de las virtudes de las hermanas difuntas y tras las respuestas, explica que, lo mismo que viendo un cuadro se alaba al pintor, viendo las virtudes de una hermana se da gloria a Dios, pues no son sino las virtudes de Dios en ella, y añade que otro motivo es que puede servir de estímulo para practicarlas. Entre las virtudes que destacan las hermanas, Luisa y Vicente, figuran su observancia de las reglas, su falta de respecto humano, su capacidad para soportar a sus compañeras, su ejemplo en el trato con los galeotes, su amor por la Compañía y su trabajo incansable para ser humilde. Vicente relata como, habiendo pedido la duquesa de Aiguillon una hija de la Caridad a su servicio y habiendo sido enviada sor Bárbara, la duquesa la devolvió a los pocos días porque, ante la tristeza que mostraba a su lado, le preguntó y sor Bárbara le contestó que había dejado a sus padres para servir a los pobres y estaba sirviendo a una gran dama, poderosa y rica, a la que, si hubiera sido pobre, habría servido de todo corazón.