Sections

27 de abril de 1656

Consejo de la Compañía de las Hijas de la Caridad. Vicente dice que la Compañía debe amar el desprecio. Luisa de Marillac le pide que dé medios sólidos para adquirir esta virtud. Vicente contesta que no hay otro que el de humillarse: "El arte de amar a Dios es amarle; del mismo modo, el arte de adquirir la humildad, es humillarse ya: y tanto más adelantaremos en esta práctica, tanto más nos pareceremos a Nuestro Señor. Sí, hermanas mías, es seguro que cuanto más seamos despreciados, pobres y humillados, tanto más nos pareceremos al Hijo de Dios, que tanto amó el desprecio y la pobreza que no tenía casa para Él mientras estaba en el mundo. Pero, si no podemos imitarle en esto, al menos hay que intentar parecérsele no teniendo más que lo necesario".