Sections

26 de abril de 1830

En París, Catalina Labouré acude en peregrinación con las demás hermanas a la capilla de la calle Sèvres todos los días de la novena que sigue al traslado de los restos de san Vicente de Paúl. Allí ve como se le aparece, cada día, el corazón de san Vicente encima del pequeño relicario que está situado encima del altar que posteriormente se dedicará a san José.